La bendición para los que ponen su confianza en Dios y la maldición para los que ponen su confianza en los ídolos o en los hombres.

1. La maldición cuando el hombre pone su confianza en los ídolos.

2. La maldición cuando el hombre pone su confianza en los hombres.

3. En vano se esfuerzan los hombres, cuando no confían en Dios sus obras.

4. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. La maldición cuando el hombre pone su confianza en los ídolos.

"no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema; del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema."

(Deuteronomio 7:25-26) "25 Las esculturas de sus dioses quemarás en el fuego; no codiciarás plata ni oro de ellas para tomarlo para ti, para que no tropieces en ello, pues es abominación a Jehová tu Dios;
26 y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema; del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Origen del culto de los ídolos.

La ambición del artista que fabrica ídolos e imágenes.

(Sabiduría 14:12-21) Origen del culto de los ídolos
"12 La invención de los ídolos es el origen de la fornicación, y su descubrimiento, la corrupción de la vida.
13 Ellos no existían al principio ni existirán para siempre, 14 sino que entraron en el mundo por la superstición humana: por eso les está reservado un rápido fin.
15 Un padre, afligido por un duelo prematuro, encarga una imagen de su hijo tan pronto arrebatado,
y al que antes no era más que un cadáver, ahora lo honra como a un dios y transmite a los suyos misterios y ritos.
16 Luego, con el tiempo, esta impía costumbre es observada como ley.
17 Asimismo, por orden de los soberanos, se rendía culto a las estatuas: como no se los podía honrar en persona, a causa de la distancia, reprodujeron esa figura lejana, fabricando una imagen visible del rey que veneraban; así se adulaba con fervor al ausente como si estuviera presente.
18 La ambición del artista contribuyó a extender este culto, atrayendo incluso a los que ni siquiera conocían al rey,
19 porque aquel, deseoso sin duda de complacer al soberano, empleó todo su arte para hacerlo más hermoso de lo que era;
20 y la gente, seducida por el encanto de la obra, convirtió en objeto de adoración al que poco antes honraba como a un hombre.
21 Y esto resultó una asechanza para los vivientes, ya que los hombres, víctimas del infortunio o de la tiranía, atribuyeron a piedras y maderas el Nombre incomunicable."

(Hechos 19:23-29) El alboroto en Efeso
"23 Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino.
24 Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices;
25 a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza;
26 pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Efeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos.
27 Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero.
28 Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: !!Grande es Diana de los efesios!
29 Y la ciudad se llenó de confusión, y a una se lanzaron al teatro, arrebatando a Gayo y a Aristarco, macedonios, compañeros de Pablo."

(Sabiduría 15:7-13) Otro caso de idolatría: el alfarero
"7 Así un alfarero amasa laboriosamente la tierra blanda y modela cada uno de los objetos que usamos. Con la misma arcilla modela indistintamente objetos destinados a un uso noble y otros que tendrán un destino contrario; pero es el alfarero el que decide cuál será la función de cada uno de ellos.
8 Después, con un esfuerzo mal empleado, utiliza la misma arcilla para modelar un falso dios,
y el que hace eso es un hombre que poco antes nació de la tierra y dentro de poco volverá a la tierra de donde fue sacado, cuando se le pida que devuelva su alma.
9 Sin embargo, en vez de preocuparse de que pronto va a morir y de la brevedad de su vida,
rivaliza con los orfebres y plateros, imita a los forjadores de bronce y se enorgullece de fabricar lo que es falso.
10 Su corazón no es más que ceniza, su esperanza es más vil que la tierra,
y su vida más despreciable que la arcilla.
11 Porque desconoce a aquel que lo modeló, al que le infundió un alma capaz de actuar y le transmitió un soplo vital.
12 Él piensa que nuestra vida es un juego y la existencia, una feria para obtener ganancias:
"Es necesario, dice, ganar por todos los medios, aunque sean malos".
13 Porque él sabe bien que peca más que cualquier otro cuando de una materia terrestre fabrica objetos frágiles y estatuas."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"¡Amantes del mal y dignos de tales esperanzas son los que las fabrican, las desean y las adoran!"

“Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, abominación a Jehová,"

"Bendita la madera convertida en instrumento de justicia,
pero maldito el ídolo hecho por manos humanas, tanto él como su autor:
éste por haberlo fabricado y aquel porque, siendo corruptible, fue llamado dios."

(Sabiduría 15:4-6) "4 No nos han extraviado las invenciones de un arte humano perverso ni el esfuerzo estéril de los pintores de quimeras: esas figuras embadurnadas de colores abigarrados, 5 cuya contemplación excita la pasión de los necios y les hace desear la figura inanimada de una imagen sin vida.
6 ¡Amantes del mal y dignos de tales esperanzas son los que las fabrican, las desean y las adoran!"

(Deuteronomio 27:15) “Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, abominación a Jehová, obra de mano de artífice, y la pusiere en oculto. Y todo el pueblo responderá y dirá: Amén.”

(Sabiduría 14:1-11) Otro caso de idolatría: los navegantes
"1 Otro se embarca dispuesto a surcar las olas bravías e invoca a una madera más carcomida que la nave que lo lleva.
2 Porque esa nave fue concebida por el afán de lucro y construida por la sabiduría artesanal,
3 pero es tu Providencia, Padre, la que dirige el timón.
Sí, tú has abierto un camino en el mar y un sendero seguro entre las olas,
4 mostrando así que puedes salvar de todo peligro, incluso si uno se embarca sin ninguna experiencia.
5 Tú no quieres que las obras de tu Sabiduría sean estériles:
por eso los hombres confían su vida a una simple madera, y atraviesan a salvo las olas sobre una frágil embarcación.
6 Así, en el principio, mientras perecían los gigantes orgullosos,
la esperanza del mundo se refugió en una frágil embarcación, que, dirigida por tu mano, dejó al futuro el germen de nuevas generaciones.
7 Bendita la madera convertida en instrumento de justicia,
8 pero maldito el ídolo hecho por manos humanas, tanto él como su autor:
éste por haberlo fabricado y aquel porque, siendo corruptible, fue llamado dios.
9 Porque Dios detesta igualmente al impío y su impiedad,
10 y el objeto fabricado será castigado junto con su autor.
11 Por eso también serán juzgados los ídolos de las naciones, ya que, entre las criaturas de Dios, se convirtieron en una abominación, en motivo de escándalo para las almas de los hombres y en una trampa para los pies de los insensatos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Nunca había de erigirse ninguna imagen o ídolo para que la gente se inclinara en adoración ante ellos. Los que confían en vanos ídolos su propia misericordia abandonan.

"Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan."

“Confusos y avergonzados serán todos ellos; irán con afrenta todos los fabricadores de imágenes.”

(Salmos 97:7) "7 Avergüéncense todos los que sirven a las imágenes de talla, Los que se glorían en los ídolos.
Póstrense a él todos los dioses."

(Jonás 2:8) "8 Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan."

(Isaías 42:17) "Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses."

(Isaías 44:9-11) La insensatez de la idolatría
“9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden.
10 ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho?
11 He aquí que todos los suyos serán avergonzados, porque los artífices mismos son hombres. Todos ellos se juntarán, se presentarán, se asombrarán, y serán avergonzados a una.”

(Isaías 45:16) “Confusos y avergonzados serán todos ellos; irán con afrenta todos los fabricadores de imágenes.”

(Jeremías 10:14-15) "14 Todo hombre se embrutece, y le falta ciencia; se avergüenza de su ídolo todo fundidor, porque mentirosa es su obra de fundición, y no hay espíritu en ella. 15 Vanidad son, obra vana; al tiempo de su castigo perecerán."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Advertencia.

"Y a causa de toda su maldad, proferiré mis juicios contra los que me dejaron, e incensaron a dioses extraños, y la obra de sus manos adoraron."

"Mas a aquellos cuyo corazón anda tras el deseo de sus idolatrías y de sus abominaciones, yo traigo su camino sobre sus propias cabezas, dice Jehová el Señor."

"Y sobre vosotras pondrán vuestras perversidades, y pagaréis los pecados de vuestra idolatría;"

(Levítico 26:30) "30 Destruiré vuestros lugares altos, y derribaré vuestras imágenes, y pondré vuestros cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de vuestros ídolos, y mi alma os abominará."

(Isaías 57:10-13) "10 En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste.
11 ¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento? ¿No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido?
12 Yo publicaré tu justicia y tus obras, que no te aprovecharán.
13 Cuando clames, que te libren tus ídolos; pero a todos ellos llevará el viento, un soplo los arrebatará;
mas el que en mí confía tendrá la tierra por heredad, y poseerá mi santo monte."

(Jeremías 1:16) "16 Y a causa de toda su maldad, proferiré mis juicios contra los que me dejaron, e incensaron a dioses extraños, y la obra de sus manos adoraron."

(Jeremías 10:11) "11 Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, desaparezcan de la tierra y de debajo de los cielos."

(Ezequiel 6:4-6) "4 Vuestros altares serán asolados, y vuestras imágenes del sol serán quebradas; y haré que caigan vuestros muertos delante de vuestros ídolos.
5 Y pondré los cuerpos muertos de los hijos de Israel delante de sus ídolos, y vuestros huesos esparciré en derredor de vuestros altares.
6 Dondequiera que habitéis, serán desiertas las ciudades, y los lugares altos serán asolados, para que sean asolados y se hagan desiertos vuestros altares; y vuestros ídolos serán quebrados y acabarán, vuestras imágenes del sol serán destruidas, y vuestras obras serán deshechas."

(Ezequiel 11:21) "21 Mas a aquellos cuyo corazón anda tras el deseo de sus idolatrías y de sus abominaciones, yo traigo su camino sobre sus propias cabezas, dice Jehová el Señor."

(Ezequiel 18:12-13) "12 al pobre y menesteroso oprimiere, cometiere robos, no devolviere la prenda, o alzare sus ojos a los ídolos e hiciere abominación, 13 prestare a interés y tomare usura; ¿vivirá éste? No vivirá. Todas estas abominaciones hizo; de cierto morirá, su sangre será sobre él."

(Ezequiel 23:49) "49 Y sobre vosotras pondrán vuestras perversidades, y pagaréis los pecados de vuestra idolatría; y sabréis que yo soy Jehová el Señor."

(Salmos 16:4) "4 Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios.
No ofreceré yo sus libaciones de sangre, Ni en mis labios tomaré sus nombres."

(Miqueas 5:9-13) "9 Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y todos tus adversarios serán destruidos.
10 Acontecerá en aquel día, dice Jehová, que haré matar tus caballos de en medio de ti, y haré destruir tus carros.
11 Haré también destruir las ciudades de tu tierra, y arruinaré todas tus fortalezas.
12 Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti agoreros.
13 Y haré destruir tus esculturas y tus imágenes de en medio de ti, y nunca más te inclinarás a la obra de tus manos."

(Zacarías 13:2) "2 Y en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, quitaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más serán recordados; y también haré cortar de la tierra a los profetas y al espíritu de inmundicia."

(Apocalipsis 9:20) "20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. La maldición cuando el hombre pone su confianza en los hombres.

Además de ofender y rechazar a Dios el hombre comete un grave pecado buscando los consejos de hombres.

“!!Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!”

(2 Crónicas 16:12) “En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos.”

(Isaías 30:1) “!!Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí;
para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!”

(Sofonías 1:2-3, 6) “2 Destruiré por completo todas las cosas de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. 3 Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová.
6 y a los que se apartan de en pos de Jehová, y a los que no buscaron a Jehová, ni le consultaron.”

(Salmos 73:27) “27 Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.”

(Isaías 31:1-3) Los egipcios son hombres y no dioses
“1 !!Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!
2 Pero él también es sabio, y traerá el mal, y no retirará sus palabras. Se levantará, pues, contra la casa de los malignos, y contra el auxilio de los que hacen iniquidad. 3 Y los egipcios hombres son, y no Dios; y sus caballos carne, y no espíritu; de manera que al extender Jehová su mano, caerá el ayudador y caerá el ayudado, y todos ellos desfallecerán a una.”

(Isaías 64:7) “7 Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti;
por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los moradores del pueblo antiguo desecharon a Dios pidiendo un rey sobre ellos.

"Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos."

(1 Samuel 8:4-7) "4 Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron a Ramá para ver a Samuel,
5 y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.
6 Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová.
7 Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos."

(1 Samuel 10:18-19) "18 y dijo a los hijos de Israel: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Yo saqué a Israel de Egipto, y os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los reinos que os afligieron.
19 Pero vosotros habéis desechado hoy a vuestro Dios, que os guarda de todas vuestras aflicciones y angustias, y habéis dicho: No, sino pon rey sobre nosotros. Ahora, pues, presentaos delante de Jehová por vuestras tribus y por vuestros millares."

(1 Samuel 12:19) "Entonces dijo todo el pueblo a Samuel: Ruega por tus siervos a Jehová tu Dios, para que no muramos; porque a todos nuestros pecados hemos añadido este mal de pedir rey para nosotros."

(Oseas 13:9-12) "9 Te perdiste, oh Israel, mas en mí está tu ayuda.
10 ¿Dónde está tu rey, para que te guarde con todas tus ciudades; y tus jueces, de los cuales dijiste: Dame rey y príncipes?
11 Te di rey en mi furor, y te lo quité en mi ira.
12 Atada está la maldad de Efraín; su pecado está guardado."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Dónde están los jefes de las naciones, en los que los hombres ponen su confianza?

(Proverbios 29:12, 16) “12 Si un gobernante atiende la palabra mentirosa, Todos sus servidores serán impíos.
16 Cuando los impíos son muchos, mucha es la transgresión;
Mas los justos verán la ruina de ellos.”

(Baruc 3:16-19) “16 ¿Dónde están los jefes de las naciones, los que dominaban las bestias de la tierra
17 y se divertían con las aves del cielo; los que atesoraban la plata y el oro,
en los que los hombres ponen su confianza, y cuyas posesiones no tenían límite;
18 los que trabajaban la plata con tanto cuidado, que sus obras sobrepasan la imaginación?
19 Ellos han desaparecido, han bajado al Abismo, y han surgido otros en su lugar.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La bendición es dada a los hombres que ponen confianza en Dios y maldición a los que no buscan la ayuda de Dios sino la de los hombres.

“Maldito el hombre que confía en el hombre”

(Deuteronomio 11:27-28)
“27 la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy,
28 y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido”.

(Jeremías 17:5-8) “5 Así ha dicho Jehová:
Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.
6 Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.
7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.
8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Hay hombres que no buscan la bendición de Dios.

"Amó la maldición, y ésta le sobrevino; Y no quiso la bendición, y ella se alejó de él."

(Salmos 109:16-18) "16 Por cuanto no se acordó de hacer misericordia,
Y persiguió al hombre afligido y menesteroso, Al quebrantado de corazón, para darle muerte.
17 Amó la maldición, y ésta le sobrevino; Y no quiso la bendición, y ella se alejó de él.
18 Se vistió de maldición como de su vestido,
Y entró como agua en sus entrañas, Y como aceite en sus huesos."

(1 Samuel 2:25) “Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces le juzgarán;
mas si alguno pecare contra Jehová, ¿quién rogará por él?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. En vano se esfuerzan los hombres, cuando no confían en Dios sus obras.

(Salmos 33:16-17) “16 El rey no se salva por la multitud del ejército, Ni escapa el valiente por la mucha fuerza.
17 Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar.”

(Salmos 127:1-2) “1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican;
Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.
2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, Y que comáis pan de dolores;
Pues que a su amado dará Dios el sueño.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

"No os hagáis esclavos de los hombres"

(Salmos 118:8-9) “8 Mejor es confiar en Jehová Que confiar en el hombre.
9 Mejor es confiar en Jehová Que confiar en príncipes.”

(Salmos 146:3-4) “3 No confiéis en los príncipes,
Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación.
4 Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos.”

(Miqueas 7:5) “No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe;
de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca.”

(Jeremías 9:4) “Guárdese cada uno de su compañero, y en ningún hermano tenga confianza;
porque todo hermano engaña con falacia, y todo compañero anda calumniando.”

(Isaías 2:22) “Dejaos del hombre, cuyo aliento está en su nariz; porque ¿de qué es él estimado?”

(Salmos 108:12-13) “12 Danos socorro contra el adversario, Porque vana es la ayuda del hombre.
13 En Dios haremos proezas, Y él hollará a nuestros enemigos.”

(1 Corintios 7:23) "Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dios quiere participar en todos los momentos que vivimos, en todos los eventos de nuestra vida.

(Jeremías 17:7) “7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová."

(Eclesiástico 2:18) "Abandonémonos en las manos del Señor y no en las manos de los hombres,
porque así como es su grandeza es también su misericordia".

Dios fue, es y será el Único Salvador, Consolador, Líder y Consejero para el hombre.

(Isaías 51:12-13) “12 Yo, yo soy vuestro consolador.
¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal, y del hijo de hombre, que es como heno?
13 Y ya te has olvidado de Jehová tu Hacedor, que extendió los cielos y fundó la tierra;
y todo el día temiste continuamente del furor del que aflige, cuando se disponía para destruir. ¿Pero en dónde está el furor del que aflige?”

(Isaías 45:21-22) “21 Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta;
¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová?
Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí.
22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.”

Anuncios