Es necesario ser constantes en la oración a Dios.

Orad sin cesar.

Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y Dios oirá mi voz.

(Lucas 18:1) “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,”

(Salmos 55:17) “Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré,
Y él oirá mi voz.”

(1 Tesalonicenses 5:17-18) “17 Orad sin cesar.
18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.”

(Eclesiástico 7:10) “No dejes de orar confiadamente
ni te olvides de dar limosna.”

(Efesios 6:18) “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,
y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;”

(Romanos 12:12) “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;”

(2 Timoteo 1:3) “Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia,
de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Pero ¿Cómo o de qué manera y dónde orar?

Nuestro Señor Jesucristo nos dio un ejemplo de cómo y dónde orar.
Orar en privado a Dios Padre que está en secreto, entrando en el aposento y cerrando la puerta para no ser vistos de los hombres.

Y orando no repetir las palabras, porque a Dios no Le complacen las vanas repeticiones.
Nuestro Dios el Padre sabe de qué cosas tenemos necesidad, antes que nosotros Le pedimos.

"Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa."

(Isaías 26:20) “20 Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas;
escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación.”

(Mateo 6:5-13) Jesús y la oración.
“5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta,
ora a tu Padre que está en secreto;
y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos;
porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.
9 Vosotros, pues, oraréis así:
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.”

(Eclesiástico 7:14) “No hables demasiado en la asamblea de los ancianos
ni repitas las palabras en tu oración.”

(Lucas 11:1-8) Jesús y la oración.
“1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar,
y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.
2 Y les dijo: Cuando oréis, decid:
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.
5 Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes,
6 porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante;
7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 8 Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite.”

(Mateo 7:7-11) La oración, y la regla de oro
“7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?
11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

(Lucas 11:9-13) “9 Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?
12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?
13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos,
¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Señor Jesucristo y Su oración a Dios Altísimo el Padre Eterno.

El Señor Jesucristo oró a Dios en lugares desiertos, apartándose de la gente.

(Mateo 26:36-40) Jesús ora en Getsemaní. (Mr. 14.32-42; Lc. 22.39-46)
“36 Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos:
Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro.
37 Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. 38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo.
39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo:
Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.
40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora?”

(Marcos 1:35) “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.”

(Lucas 4:42) “42 Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto;
y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos.”

(Lucas 9:18) “Aconteció que mientras Jesús oraba aparte,
estaban con él los discípulos; y les preguntó, diciendo: ¿Quién dice la gente que soy yo?”

(Lucas 11:1) “1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar,
y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dios Padre que está en secreto, revela al oído de los hombres los consejos, la Verdad y el misterio de Su Santa Palabra en los lugares desiertos.

(Jeremías 23:18) “Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y vio, y oyó su palabra?
¿Quién estuvo atento a su palabra, y la oyó?”

(Salmos 51:6) “He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

O en visiones nocturnas cuando el sueño cae sobre los hombres.

(Job 33:15-17) “15 Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho,
16 Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo,
17 Para quitar al hombre de su obra, Y apartar del varón la soberbia.”

(Salmos 16:7) “Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.”

(Salmos 17:3) “3 Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche;
Me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste;
He resuelto que mi boca no haga transgresión.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dios prefiere intima comunión con los hombres.
Y la comunión íntima de Dios el Señor es con los que Le temen y con los justos.

(Proverbios 3:31-32) “31 No envidies al hombre injusto, Ni escojas ninguno de sus caminos.
32 Porque Jehová abomina al perverso;
Mas su comunión íntima es con los justos.”

(Salmos 25:14) “La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

En lo secreto de Su presencia Dios esconde y guarda al hombre.

(Salmos 31:20) “En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre;
Los pondrás en un tabernáculo a cubierto de contención de lenguas.”

(Jeremías 23:22-24) “22 Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo,
y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras.
23 ¿Soy yo Dios de cerca solamente, dice Jehová, y no Dios desde muy lejos?
24 ¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?“

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Qué tiene que ver un día específico de búsqueda y alabanza de Dios?
¿Qué es lo que nos dice la misma Palabra de Dios?

La Santa Palabra nos enseña buscar a Dios diariamente.

(Isaías 58:2) “Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos,
como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.”

(Salmos 61:8) "Así cantaré tu nombre para siempre,
Pagando mis votos cada día."

(Salmos 145:2) "Cada día te bendeciré, Y alabaré tu nombre eternamente y para siempre."

“Le invocaré en todos los días de mi vida.”

(Deuteronomio 11:1) La grandeza de Jehová
“1 Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos,
todos los días.”

(Salmos 116:1-19) “1 Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas;
2 Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Todo el día meditaré sobre la Ley de Dios.

(Salmos 119:97-104) Excelencias de la ley de Dios
“97 !!Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.
98 Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos,
Porque siempre están conmigo.
99 Más que todos mis enseñadores he entendido, Porque tus testimonios son mi meditación.
100 Más que los viejos he entendido, Porque he guardado tus mandamientos;
101 De todo mal camino contuve mis pies, Para guardar tu palabra.
102 No me aparté de tus juicios, Porque tú me enseñaste.
103 !!Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.
104 De tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Hasta siete veces al día alabaré a Dios por Sus justos juicios.

(Salmos 119:164) “Siete veces al día te alabo A causa de tus justos juicios”.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El profeta Daniel se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de Dios.

(Daniel 6:10) “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

No sólo durante el día sino también durante la noche hay una comunión con Dios el Padre.

(Salmos 119:55) “55 Me acordé en la noche de tu nombre, oh Jehová, Y guardé tu ley.”

(Salmos 42:8) “8 Pero de día mandará Jehová su misericordia,
Y de noche su cántico estará conmigo, Y mi oración al Dios de mi vida.”

(Salmos 119:62) “62 A medianoche me levanto para alabarte Por tus justos juicios.”

(Salmos 92:2) “Anunciar por la mañana tu misericordia, Y tu fidelidad cada noche,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Salmos 119:147-148) "147 Me anticipé al alba, y clamé; Esperé en tu palabra.
148 Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche, Para meditar en tus mandatos."

(Sabiduría 16:28) “para que se pusiera bien de manifiesto que hay que anticiparse al sol para darte gracias y encontrarse contigo al despuntar el día.”

(Lamentaciones 2:18-19) “18 El corazón de ellos clamaba al Señor; Oh hija de Sion, echa lágrimas cual arroyo día y noche; No descanses, ni cesen las niñas de tus ojos.
19 Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias;
Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; Alza tus manos a él implorando la vida de tus pequeñitos, Que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.“

(Isaías 26:9) “9 Con mi alma te he deseado en la noche,
y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte;
porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Salmos 5:3) “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.”

(Salmos 143:8) “Hazme oír por la mañana tu misericordia, Porque en ti he confiado;
Hazme saber el camino por donde ande, Porque a ti he elevado mi alma.”

LI — ENOCH
5. Es bueno ir mañana, medio día, tarde y noche a la morada del Señor para gloria de su Creador.

Anuncios