Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová el Señor de los que Le temen.

Sobre el Señor Jesucristo, el Hijo de Dios Altísimo, reposa el Espíritu de temor.

(Isaías 11:2-3) “2 Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová;
espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento
y de temor de Jehová.
3 Y le hará entender diligente en el temor de Jehová.
No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;”

(Isaías 33:5-6) “5 Será exaltado Jehová, el cual mora en las alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia.
6 Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación;
el temor de Jehová será su tesoro.”

(Hebreos 5:7-9) “7 Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte,
fue oído a causa de su temor reverente.
8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El temor de Dios, es la disposición que el Espíritu Santo pone en el alma del hombre para que se porte con respeto delante de la majestad de Dios.

"Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, … y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí."

(Jeremías 32:37-41) "37 He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; 38 y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios.
39 Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos.
40 Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí.
41 Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Apártate del mal, porque la ira de Dios desciende contra los que hacen mal.

(Salmos 34:11-18) "11 Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.
12 ¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien?
13 Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño.
14 Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.
15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.
16 La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos.
17 Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias.
18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Proverbios 8:13) “El temor de Jehová es aborrecer el mal;
La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco.”

(Proverbios 16:6) “Con misericordia y verdad se corrige el pecado,
Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

A Jehová de los ejércitos, a El santificad; sea El vuestro temor, y El sea vuestro miedo.

"ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo."

(Isaías 8:12-13) “12 No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración;
ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo.
13 A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo.”

(1 Pedro 3:14-17) “14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois.
Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,
15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones,
y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.
17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

He aquí el ojo y la misericordia de Jehová el Señor sobre los que Le temen.

(Salmos 33:18-19) “18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen,
Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.”

(Salmos 103:11-17) “11 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.
12 Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.
13 Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen.
14 Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.
15 El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo,
16 Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más.
17 Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen,
Y su justicia sobre los hijos de los hijos;”

(Salmos 147:11) “Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.”

(Lucas 1:50) “50 Y su misericordia es de generación en generación A los que le temen.”

(Salmos 25:14) “La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Por el temor se llega al sublime don de la sabiduría. Se empieza a anhelar estar en la presencia de Dios cuando se le empieza a temer, y la sabiduría perfecciona recíprocamente este temor.
El principio de la sabiduría y del conocimiento de la verdad de Dios es el temor de Dios el Señor.

(Proverbios 9:10) “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,
Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.”

(Job 28:28) “Y dijo al hombre:
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia.”

(Proverbios 2:1-5) Excelencias de la sabiduría
1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros,
5 Entonces entenderás el temor de Jehová,
Y hallarás el conocimiento de Dios”.

(Proverbios 15:33) “El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría;
Y a la honra precede la humildad.”

(Proverbios 22:4) “Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La plenitud, la corona y la raíz de la sabiduría es el temor del Señor.

(Eclesiástico 1:11-21) El temor del Señor, fuente y plenitud de la Sabiduría
“11 El temor del Señor es gloria y motivo de orgullo, es gozo y corona de alegría.
12 El temor del Señor deleita el corazón, da gozo, alegría y larga vida.
13 Todo terminará bien para el que teme al Señor, él será bendecido en el día de su muerte.
14 El principio de la sabiduría es el temor del Señor:
ella es creada junto con los fieles en el seno materno.
15 Anidó entre los hombres para siempre y permanecerá fielmente con su descendencia.
16 La plenitud de la sabiduría es el temor del Señor y ella los embriaga con sus frutos:
17 les colma la casa de bienes preciosos y con sus productos llena sus graneros.
18 La corona de la sabiduría es el temor del Señor:
ella hace florecer el bienestar y la buena salud.
19 El Señor la vio y la midió, hizo llover la ciencia y el conocimiento, y exaltó la gloria de los que la poseen.
20 La raíz de la sabiduría es el temor del Señor
y sus ramas son una larga vida.
21 El temor del Señor aleja los pecados: el que persevera en él aparta la ira divina.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Qué raza es digna de honor? Los que temen al Señor.

(Eclesiástico 10:19-20, 22-24) Gente digna de honor y gente despreciable
“19 ¿Qué raza es digna de honor? La raza humana.
¿Qué raza es digna de honor? Los que temen al Señor.
¿Qué raza es despreciable? La raza humana.
¿Qué raza es despreciable? Los que no cumplen la Ley.
20 Entre los hermanos se honra al que es su jefe,
pero el Señor honra a los que lo temen.
22 Para el rico, el ilustre o el pobre la única gloria es el temor del Señor.
23 No es justo despreciar a un pobre inteligente ni está bien glorificar a un hombre pecador.
24 El grande, el magistrado y el poderoso son dignos de honra,
pero el que teme al Señor es superior a todos ellos.”

(Salmos 34:7) “7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El temor de Dios el Señor es fuente de seguridad. Y con él vivirá lleno de reposo el hombre.

(Proverbios 19:23) “El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre;
No será visitado de mal.”

(Eclesiástico 33:1) “1 El que teme al Señor no sufrirá ningún mal y en la prueba será librado una y otra vez.”

(Eclesiástico 2:7-18) La confianza en Dios
“7 Los que temen al Señor, esperen su misericordia, y no se desvíen, para no caer.
8 Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa.
9 Los que temen al Señor, esperen sus beneficios, el gozo duradero y la misericordia.
10 Fíjense en las generaciones pasadas y vean: ¿Quién confió en el Señor y quedó confundido?
¿Quién perseveró en su temor y fue abandonado? ¿Quién lo invocó y no fue tenido en cuenta?
11 Porque el Señor es misericordioso y compasivo, perdona los pecados y salva en el momento de la aflicción.
12 ¡Ay de los corazones cobardes y de las manos que desfallecen, y del pecador que va por dos caminos!
13 ¡Ay del corazón que desfallece, porque no tiene confianza! A causa de eso no será protegido.
14 ¡Ay de ustedes, los que perdieron la constancia! ¿Qué van a hacer cuando el Señor los visite?
15 Los que temen al Señor no desobedecen sus palabras y los que lo aman siguen fielmente sus caminos.
16 Los que temen al Señor tratan de complacerlo
y los que lo aman se sacian de su Ley.
17 Los que temen al Señor tienen el corazón bien dispuesto y se humillan delante de él:
18 "Abandonémonos en las manos del Señor y no en las manos de los hombres, porque así como es su grandeza es también su misericordia".

(Proverbios 10:27) “El temor de Jehová aumentará los días;
Mas los años de los impíos serán acortados.”

(Proverbios 14:26) “En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán sus hijos.”

(Proverbios 14:27) “El temor de Jehová es manantial de vida Para apartarse de los lazos de la muerte.”

(Salmos 19:9) “El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.”

(Eclesiástico 34:13-14) El temor del Señor, fuente de seguridad
“13 El espíritu de los que temen al Señor vivirá,
porque han puesto su esperanza en aquel que los salva.
14 El que teme al Señor no se intimida por nada, y no se acobarda,
porque él es su esperanza.”

(Proverbios 14:2) “El que camina en su rectitud teme a Jehová;
Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.”

(Proverbios 15:16) "Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Bienaventuranza del que teme al Señor nuestro Dios.

(Salmos 112:1) “Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.”

(Salmos 128:1) “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos.”

(Proverbios 28:14) “Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;
Mas el que endurece su corazón caerá en el mal.”

(Eclesiástico 34:15-17) “15 ¡Feliz el alma del que teme al Señor! ¿En quién se sostiene y cuál es su apoyo?
16 Los ojos del Señor miran a aquellos que lo aman:
él es escudo poderoso y apoyo seguro, refugio contra el viento abrasador y el ardor del mediodía, salvaguardia contra el tropiezo y auxilio contra la caída.
17 Él levanta el ánimo e ilumina los ojos, da salud, vida y bendición.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Temed a Dios Altísimo y honrad al Rey.

“Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.”

"Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre."

(Proverbios 24:21-22) “21 Teme a Jehová, hijo mío,
y al rey;
No te entremetas con los veleidosos;
22 Porque su quebrantamiento vendrá de repente; Y el quebrantamiento de ambos, ¿quién lo comprende?”

(1 Pedro 2:17) “Honrad a todos. Amad a los hermanos.
Temed a Dios. Honrad al rey.”

(Levítico 19:32) “Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano,
y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.”

(Deuteronomio 6:13) “13 A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás, y por su nombre jurarás.”

(2 Crónicas 19:9) “9 Y les mandó diciendo:
Procederéis asimismo con temor de Jehová, con verdad, y con corazón íntegro.”

(Salmos 33:8) “Tema a Jehová toda la tierra;
Teman delante de él todos los habitantes del mundo.”

(Salmos 34:9) “Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.”

(Eclesiastés 12:13-14) “13 El fin de todo el discurso oído es este:
Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.
14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”

(Proverbios 23:17) “No tenga tu corazón envidia de los pecadores,
Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo;”

Apocalipsis de Esdras. Capitulo XVI
53. Que el pecador no diga que no ha pecado, pues la cabeza de aquel que diga:
"No he pecado ante el Señor o ante su Gloria" será quemada por carbones ardientes,
54. EI Señor conoce todas las obras de los hombres, sus inventos, sus pensamientos y sus corazones.
62. Y el soplo de Dios Todopoderoso que lo ha hecho todo y que sondea las cosas escondidas los misterios.
63. Ciertamente, conoce vuestro pensamiento y lo que meditáis en vuestros corazones,
¡Ay de los pecadores y de aquellos que quieren esconder sus pecados!
64. Pues el Señor examinará todas sus obras y las desvelará a todos.
65. Estaréis llenos de confusión, cuando vuestros pecados sean puestos al descubierto ante los hombres y vuestras faltas sean acusadoras que aparezcan.
66. ¿Qué haréis en aquel día? ¿Cómo esconderéis vuestros pecados ante Dios y sus ángeles?
67. He aquí a Dios como juez;
temedle; dejad de pecar, renunciad a cometer injusticias y Dios os elevará y os liberará de toda aflicción.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Al Rey es debido el temor. Nadie hay semejante a El.

(Jeremías 10:7) “¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor;
porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Eclesiastés 8:12) “Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El vicio opuesto al temor de Dios es el espíritu de orgullo y de independencia.

(Salmos 36:1) “La iniquidad del impío me dice al corazón:
No hay temor de Dios delante de sus ojos.”

(Romanos 3:18) “No hay temor de Dios delante de sus ojos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán. Por cuanto aborrecieron la sabiduría, Y no escogieron el temor de Jehová,"

(Proverbios 1:22-31)
"22 ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza,
Y los burladores desearán el burlar,
Y los insensatos aborrecerán la ciencia?
23 Volveos a mi reprensión;
He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros,
Y os haré saber mis palabras.
24 Por cuanto llamé, y no quisisteis oír,
Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese,
25 Sino que desechasteis todo consejo mío
Y mi reprensión no quisisteis,
26 También yo me reiré en vuestra calamidad,
Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis;
27 Cuando viniere como una destrucción lo que teméis,
Y vuestra calamidad llegare como un torbellino;
Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia.
28 Entonces me llamarán, y no responderé;
Me buscarán de mañana, y no me hallarán.
29 Por cuanto aborrecieron la sabiduría,
Y no escogieron el temor de Jehová,
30 Ni quisieron mi consejo,
Y menospreciaron toda reprensión mía,
31 Comerán del fruto de su camino,
Y serán hastiados de sus propios consejos."

Anuncios