Embajadores, ministros y mensajeros de Dios Altísimo y del Gran Rey y Señor Jesucristo.

Al Dios Altísimo, Creador del cielo y tierra y de todo lo visible e invisible, le ha placido “emplear” a los mismos hombres en la difusión del Evangelio.

(1 Corintios 1:21) “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría,
agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”

(Isaías 62:6-7) “6 Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás.
Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, 7 ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Nuestro Señor Jesucristo nos dejó una orden: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

(Marcos 16:14-16) Jesús comisiona a los apóstoles
“14 Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado.
15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.”

(Mateo 28:19-20) “19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

(Mateo 24:14) "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Lo que encontramos en los siguientes versículos es la orden de ir por todo el mundo.

(Mateo 28:19) “19 Por tanto, id, (…)”

(Marcos 16:15) “Y les dijo: Id por todo el mundo (…)”

Vemos entonces que la orden “ID” (en Mateo 28:19 y Marcos 16:15) concuerda perfectamente con lo que fue profetizado por la Santa Palabra de Dios anteriormente en las Sagradas Escrituras.

(Salmos 147:12-15, 18-20) “12 Alaba a Jehová, Jerusalén; Alaba a tu Dios, oh Sion.
13 Porque fortificó los cerrojos de tus puertas; Bendijo a tus hijos dentro de ti.
14 El da en tu territorio la paz; Te hará saciar con lo mejor del trigo.
15 El envía su palabra a la tierra; Velozmente corre su palabra.
18 Enviará su palabra, y los derretirá; Soplará su viento, y fluirán las aguas.
19 Ha manifestado sus palabras a Jacob, Sus estatutos y sus juicios a Israel.
20 No ha hecho así con ninguna otra de las naciones; Y en cuanto a sus juicios, no los conocieron. Aleluya.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová."

(Miqueas 4:2) “2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

(Isaías 2:3) "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"… saldrán de Jerusalén aguas vivas,…"

(Zacarías 14:8) “8 Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas,
la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dice nuestro Dios Altísimo: “…produciré fruto de labios…”

(Isaías 57:18-19) “18 He visto sus caminos; pero le sanaré, y le pastorearé, y le daré consuelo a él y a sus enlutados;
19 produciré fruto de labios: (…)”

“…mis palabras… no faltarán… de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová”

(Isaías 59:21) “Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová:
El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Salmos 68:11) “El Señor daba palabra; Había grande multitud de las que llevaban buenas nuevas.”

(Isaías 33:7) “7 He aquí que sus embajadores darán voces afuera; los mensajeros de paz llorarán amargamente.“

(Proverbios 25:25) “Como el agua fría al alma sedienta, Así son las buenas nuevas de lejanas tierras.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Señor Dios mismo da palabras que hablar a aquellos que envía a predicar.

(Salmos 68:11) “El Señor daba palabra; Había grande multitud de las que llevaban buenas nuevas.”

(Mateo 10:19-20) “19 Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar.
20 Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.”

(Marcos 13:11) “Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.”

(Lucas 12:11-12) “11 Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; 12 porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.”

(Lucas 21:14-15) “14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa;
15 porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Vemos también cumpliéndose acerca de esta orden las profecías sobre los Apóstoles y muchos otros embajadores y mensajeros a los que el Señor manda para llevar la Palabra de Dios hasta lo postrero de la tierra.

(Lucas 10:1-12, 17-20) Misión de los setenta
“1 Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir.
2 Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos;
por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.
3 Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos.
4 No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino.
5 En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. 6 Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros.
7 Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa.
8 En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante; 9 y sanad a los enfermos que en ella haya,
y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.
10 Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, saliendo por sus calles, decid: 11 Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros. Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros. 12 Y os digo que en aquel día será más tolerable el castigo para Sodoma, que para aquella ciudad.
Regreso de los setenta
17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.
18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.
19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.
20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,"

(Juan 17:17-21) Jesús ora por sus discípulos.
“17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18 Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. 20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste”.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dice el Apóstol Pedro:

(Hechos 15:7) “Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.”

Dice el Apóstol Pablo:
“…la esperanza del evangelio… el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo…”

(Colosenses 1:23) “23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.”

(Romanos 15:18-21) “18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, 19 con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios;
de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.
20 Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, 21 sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán.”

(Isaías 52:15) “15 así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca,
porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Embajadores, ministros y mensajeros de Dios Altísimo y del Gran Rey y Señor Jesucristo.

"mi pacto con los levitas y sacerdotes, mis ministros."

(Jeremías 33:20-22) “20 Así ha dicho Jehová: Si pudiereis invalidar mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de tal manera que no haya día ni noche a su tiempo, 21 podrá también invalidarse mi pacto con mi siervo David, para que deje de tener hijo que reine sobre su trono, y mi pacto con los levitas y sacerdotes, mis ministros.
22 Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David mi siervo, y los levitas que me sirven.”

(Isaías 61:6) “6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados;
comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu;"

(2 Corintios 3:1-6) [ Ministros del nuevo pacto ]
“1 ¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros? 2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; 3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.
4 Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; 5 no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, 6 el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.”

"… nos recomendamos en todo como ministros de Dios…"

(2 Corintios 6:3-10) “3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado;
4 antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; 5 en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; 6 en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero, 7 en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra; 8 por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces; 9 como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos; 10 como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.”

(Salmos 103:21) "Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos, que hacéis su voluntad."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Isaías 33:7) “7 He aquí que sus embajadores darán voces afuera; los mensajeros de paz llorarán amargamente.”

“…nos encargó a nosotros la palabra… somos embajadores en nombre de Cristo”

(2 Corintios 5:18-20) “18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados,
y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros;
os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.”

Anuncios