Sin fe es imposible agradar a Dios.

Tened Fe en Dios, pues sin esta es imposible agradar a Dios.

(Marcos 11:22) “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.”

(2 Crónicas 20:20) “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros;”

(Hebreos 11:6) “Pero sin fe es imposible agradar a Dios;
porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El hombre justo por su fe vivirá.

(Habacuc 2:4) “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece;
mas el justo por su fe vivirá.”

(Hebreos 10:38) "Mas el justo vivirá por fe;
Y si retrocediere, no agradará a mi alma.”

(Romanos 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito:
Mas el justo por la fe vivirá.”

(Gálatas 3:11) “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque:
El justo por la fe vivirá;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Espíritu Santo de Dios, que es el Espíritu Santo de Verdad, se recibe por la Fe en el Hijo de Dios.

(Gálatas 3:1-7) El Espíritu se recibe por la fe
"1 !!Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?
2 Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?
3 ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?
4 ¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano.
5 Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?
6 Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia.
7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El fruto del Espíritu Santo de Dios.

(2 Tesalonicenses 2:13) [ Escogidos para salvación ]
“Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que
Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,”

(Gálatas 5:22-23) “22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza;
contra tales cosas no hay ley.”

La fe en Dios es la salvación de nuestras almas.

(Gálatas 5:5-6) “5 Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia;
6 porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

(1 Pedro 1:9) “9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dios permite que nuestra Fe sea sometida a prueba, a fin de probar también nuestros corazones.

(1 Pedro 1:7-9) “7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;
9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La importancia de la firmeza en la fe en Dios.

(Colosenses 1:23) “si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe,
y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído,
el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.”

(1 Pedro 5:9) “al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.”

(1 Corintios 16:13) “Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.”

A Dios el Padre Eterno Le gusta nuestra firmeza en la fe, fidelidad y confianza.

(Eclesiástico 1:27) “27 Porque el temor del Señor es sabiduría e instrucción: a él le agradan la fidelidad y la mansedumbre.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La buena batalla de la fe en Dios delante de muchos testigos.

(1 Timoteo 6:11-12) [ La buena batalla de la fe ]
“11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.
12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<

(2 Pedro 1:5-8) “5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo,
añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Buscar la enseñanza del Espíritu de Dios y no la sabiduría de los hombres.

(1 Corintios 2:5) “para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Todo lo que no proviene de fe, es pecado.

(Romanos 14:1-3) "1 Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.
2 Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres.
3 El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come;
porque Dios le ha recibido."

(Romanos 14:22-23) “22 ¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios.
Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.
23 Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe;
y todo lo que no proviene de fe, es pecado.”

Anuncios