La Ley espiritual y verdadera que existe eternamente y que jamás podrá ser abolida. El cumplimiento de la Ley Eterna es el Amor.

Dos mandamientos de los cuales depende toda la Ley y los profetas: “Amarás a Dios y amaras a tu prójimo como a ti mismo.”
No hay otro mandamiento mayor que éstos. Guarda la Ley y vivirás.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Existe una Ley universal: La “Ley de Dios”, la “Ley de Libertad”, la “Ley que es santa y buena”, la “Ley por la cual todos seremos juzgados”, escrita por el dedo de Dios que es el Espíritu Santo y guardada por todo lo creado de Dios en todo el universo.

Dios Altísimo, por Su misma naturaleza, es eterno y santo, así también lo es Su Ley que fue hecha para todo el universo.

(Salmos 111:7-8) “7 Las obras de sus manos son verdad y juicio;
Fieles son todos sus mandamientos, 8 Afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud.”

(Baruc 4:1) La Sabiduría identificada con la Ley
“1 La Sabiduría es el libro de los preceptos de Dios, y la Ley que subsiste eternamente:
los que la retienen, alcanzarán la vida, pero los que la abandonan, morirán.”

(Eclesiástico 1:5) “5 El manantial de la sabiduría es la palabra de Dios en las alturas, y sus canales son los mandamientos eternos.”

<<<<<<<<<

(Isaías 57:15) “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo:
Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.”

(Romanos 7:12) “12 De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La Ley está indisolublemente unida con Dios mismo.
De la manera que nuestro Dios el Creador del universo es Espíritu, así también la Ley de Dios es espiritual.

(Juan 4:24) “Dios es Espíritu;”

(2 Corintios 3:17) “Porque el Señor es el Espíritu;”

(Romanos 7:14) “Porque sabemos que la ley es espiritual;”

(Romanos 8:2) “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús (…).”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Desde el principio Dios Altísimo espera que nosotros Le obedezcamos y Le amemos.

(Deuteronomio 5:29) "!!Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos,
para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!"

"… porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos,… escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti,"

(Deuteronomio 30:9-20) "9 Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres, 10 cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.
11 Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.
12 No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos?
13 Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos?
14 Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.
15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;
16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.
17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, 18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.
19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; 20 amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar."

Así fue escrito en las Antiguas Escrituras por los profetas y en el Evangelio Eterno.

(Apocalipsis 14:6) “Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,”

El Gran y principal mandamiento de la Ley.

(Deuteronomio 10:12) Lo que Dios exige.
“12 Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti,
sino que temas a Jehová tu Dios,
que andes en todos sus caminos,
y que lo ames,
y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;”

(Deuteronomio 6:5) “5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

(Josué 22:5) “5 Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.”

(Marcos 12:30) “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.
Este es el principal mandamiento.”

(Salmos 31:23) “23 Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; A los fieles guarda Jehová,
Y paga abundantemente al que procede con soberbia.”

Amarás a Dios que te creó, temerás a Aquel que te formó, glorificarás al que te redimió de la muerte eterna. Así pues, haz la voluntad del Padre Celestial, puesto que le perteneces.

(Romanos 14:8) “Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.
Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Debemos amar al Creador con el Amor sincero y puro, amar con todo el corazón, con toda el alma y con toda fuerza de la mente, por encima de todo lo demás. Este es nuestro principal y más importante deber.

No adoréis las obras del hombre ni las de Dios, dejando a un lado al Señor de toda la creación, pues ninguna acción podrá ocultarse a la faz de Dios Altísimo el Padre Celestial.

(Job 42:1-2) “Respondió Job a Jehová, y dijo:
Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.”

(Eclesiástico 15:18) “18 Porque grande es la sabiduría del Señor, él es fuerte y poderoso, y ve todas las cosas.”

(1 Samuel 2:3) “No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca;
Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Debemos amar a nuestro Dios el Padre Celestial y a nuestro Señor Jesucristo ante todas las cosas.

(Mateo 10:37) “37 El que ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí;
y el que ama al hijo o a la hija más que a mí, no es digno de mí.”

(Salmos 91:14) “14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.”

(1 Corintios 16:22) “22 El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.”

Dichoso quien sabe y comprende lo que es amar al Señor Jesucristo, y llega hasta despreciarse a sí mismo por el Señor.

(Salmos 103:2-6) “2 Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.
3 El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;
4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias;
5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila.
6 Jehová es el que hace justicia Y derecho a todos los que padecen violencia.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Y segundo mandamiento de la Ley Eterna que el Señor Jesucristo nos recuerda:

(Levítico 19:18) “18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.”

(Santiago 2:8) “Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;”

(Juan 13:34) "34 Un mandamiento nuevo os doy:
Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.”

(Juan 15:17) “17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Estos dos mandamientos son más que todos los holocaustos y sacrificios.
De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los profetas. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

(Marcos 12:29-33) “29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es:
Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
No hay otro mandamiento mayor que éstos.
32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; 33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo,
es más que todos los holocaustos y sacrificios”.

(Mateo 22:36-40) El gran mandamiento.
“36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”

¡Esto es la Ley y los profetas!
Toda la Ley en esta sola palabra se cumple:
Amarás al Señor tu Dios y amaras a tu prójimo como a ti mismo.

(Mateo 7:12) “12 Así que,
todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos;
porque esto es la ley y los profetas.”

(Lucas 6:31) “31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.”

(Tobías 4:15) “15 No hagas a nadie lo que no te agrada a ti.”

(Romanos 13:8-10) “8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros;
porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.”

(Gálatas 5:13-15) “13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.
14 Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.”

(Gálatas 6:2-3) “2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
3 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

(Santiago 2:8) “Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;”

(1 Timoteo 1:5) “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Así entonces los mandamientos de la Ley Divina que es la Ley Real y Eterna de Jehová nuestro Dios se resumen en el Amor a Dios mismo y al prójimo.

(Lucas 10:27) “27 Aquél, respondiendo, dijo:
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti mismo.”

Aun mas, el Señor Jesucristo nos enseña que "lo importante de la Ley es la justicia, la misericordia y la fe".

(Mateo 23:23) "!!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Amar a Dios con todo el corazón, y con toda el alma, y con toda la mente y con todas las fuerzas quiere decir que nuestra voluntad se sujete totalmente a la de Él. ¿Cuál es la medida del amor a Dios? "Es amarlo sin medida".

¿Por qué motivo hemos de amarlo sin medida?

Por Su infinita y generosa Bondad, en sí misma considerada; por todo lo que Él es sin medida, prescindiendo, incluso, de todo cuanto ha hecho por nosotros. Amarlo por lo que Él es.
Por el amor eterno con que Dios nos ama: “Él nos amó primero.”

(1Juan 4:19) “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

A pesar de nuestros pecados “Dios mostró Su Eterno y Divino amor hacia nosotros en que, siendo aún pecadores, murió Cristo por nosotros”.
Por lo cual, ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

(Romanos 5:8) “8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

El Señor Cristo Jesús murió por nosotros cumpliendo la voluntad del Padre pero también y por el gran amor que ha sentido y sentirá siempre.

(Juan 13:1) “1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.”

(Romanos 8:35-39) "35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo?
¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
36 Como está escrito:
Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.
37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro."

El amor puro y desinteresado es cuando el alma no ama a Dios por los beneficios recibidos sino simplemente y únicamente por agradarle a Él, a Quien contempla lleno de todas las perfecciones y excelencias inimaginables.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Esta Ley de amor (la Ley de Cristo) no puede ser abolida sino que solo fue engrandecida.

(Isaías 42:18-21) “18 Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.
19 ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová, 20 que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?
21 Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

(Eclesiástico 24:23) La Sabiduría y la Ley
“23 Todo esto es el libro de la Alianza del Dios Altísimo,
la Ley que nos prescribió Moisés como herencia para las asambleas de Jacob."

(Deuteronomio 33:3-4) “3 Aun amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano;
Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti,
4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob.”

(Malaquías 4:1-4) El advenimiento del día de Jehová
“1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación;
y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 3 Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos.
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

(Isaías 8:16, 18) "16 Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.
18 He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.”

(Proverbios 3:1) “Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Recompensas por guardar los mandamientos de la Ley Eterna.

(Eclesiástico 35:1-10) La Ley y los sacrificios
“1 Observar la Ley es como presentar muchas ofrendas
y ser fiel a los mandamientos es ofrecer un sacrificio de comunión;
2 devolver un favor es hacer una oblación de harina y hacer limosna es ofrecer un sacrificio de alabanza.
3 La manera de agradar al Señor es apartarse del mal, y apartarse de la injusticia es un sacrificio de expiación.
4 No te presentes ante el Señor con las manos vacías, porque todo esto lo prescriben los mandamientos.
5 Cuando la ofrenda del justo engrasa el altar, su fragancia llega a la presencia del Altísimo.
6 El sacrificio del justo es aceptado y su memorial no caerá en el olvido.
7 Glorifica al Señor con generosidad y no mezquines las primicias de tus manos.
8 Da siempre con el rostro radiante y consagra el diezmo con alegría.
9 Da al Altísimo según lo que él te dio, y con generosidad, conforme a tus recursos,
10 porque el Señor sabe retribuir y te dará siete veces más.”

(Salmos 119:65-72) Excelencias de la ley de Dios
“65 Bien has hecho con tu siervo, Oh Jehová, conforme a tu palabra.
66 Enséñame buen sentido y sabiduría, Porque tus mandamientos he creído.
67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu palabra.
68 Bueno eres tú, y bienhechor; Enséñame tus estatutos.
69 Contra mí forjaron mentira los soberbios, Mas yo guardaré de todo corazón tus mandamientos.
70 Se engrosó el corazón de ellos como sebo, Mas yo en tu ley me he regocijado.
71 Bueno me es haber sido humillado, Para que aprenda tus estatutos.
72 Mejor me es la ley de tu boca Que millares de oro y plata.”

(Eclesiastés 8:5-7) “5 El que guarda el mandamiento no experimentará mal;
y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio.
6 Porque para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio; porque el mal del hombre es grande sobre él;
7 pues no sabe lo que ha de ser; y el cuándo haya de ser, ¿quién se lo enseñará?”

(Proverbios 6:20-23) “20 Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, Y no dejes la enseñanza de tu madre;
21 Atalos siempre en tu corazón, Enlázalos a tu cuello.
22 Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán; Hablarán contigo cuando despiertes.
23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los que guardan los mandamientos y los juicios de Dios recibirán grande galardón.

(Proverbios 29:18) "18 Sin profecía el pueblo se desenfrena;
Mas el que guarda la ley es bienaventurado."

(Salmos 19:7-11) “7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.
11 Tu siervo es además amonestado con ellos; En guardarlos hay grande galardón.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Guarda los mandamientos de la Ley del Señor tu Dios y vivirás eternamente; Porque sólo el que cumple los mandamientos de la Ley Real del Señor Cristo Jesús puede salvar su alma y recibir como recompensa la vida eterna.

(Mateo 19:17) “El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios.
Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.”

(Proverbios 4:4) “Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones,
Guarda mis mandamientos, y vivirás.”

(Proverbios 7:2-4) “2 Guarda mis mandamientos y vivirás, Y mi ley como las niñas de tus ojos.
3 Lígalos a tus dedos; Escríbelos en la tabla de tu corazón.
4 Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana,
Y a la inteligencia llama parienta;”

(1 Corintios 7:19) “La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios.”

(Gálatas 5:6) “6 porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El que guarda los mandamientos permanece en Dios, y Dios en él.

(Juan 15:10, 12) “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor;
así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.”

(Efesios 3:16-21) “16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,
18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”

(1 Juan 2:5) "pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado;
por esto sabemos que estamos en él."

(1 Juan 4:7-16) Dios es amor
“7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.
8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.
9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.
10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.
12 Nadie ha visto jamás a Dios.
Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.
13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.
14 Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.
15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.
16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros.
Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.”

El amor es lo que nos une a Dios; el amor cubre multitud de pecados; el amor soporta todas las cosas; es paciente en todas las circunstancias. El amor no tiene divisiones, el amor no hace sediciones, el amor hace todas las cosas de común acuerdo. En amor fueron hechos perfectos muchos de los elegidos de Dios. Sin amor no hay nada agradable a Dios.

"… no tengo amor, nada soy…"

(1 Corintios 13:1-3) La preeminencia del amor
“1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Amor perfeccionado es una confianza en el día del juicio.

(1 Juan 4:12, 17-18) “12 Nadie ha visto jamás a Dios.
Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.
17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros,
para que tengamos confianza en el día del juicio;
pues como él es, así somos nosotros en este mundo.
18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La promesa del Espíritu Santo de Dios puede ser cumplida sólo si el hombre guarda los mandamientos.

"y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente."

"y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos."

(Éxodo 33:18-20) "18 El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria.
19 Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti;
y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.
20 Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá."

(Deuteronomio 5:10) "y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Juan 14:15-17) La promesa del Espíritu Santo.
“15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.
16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”

(Juan 14:21) “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama;
y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.”

(Juan 14:23-24) “23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará;
y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.”

(1 Juan 3:24) "Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él.
Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.”

(Romanos 5:5) “y la esperanza no avergüenza;
porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Con todas tus fuerzas ama al que te hizo; y siempre recuerda que los ojos de Dios están sobre los que Le aman, Sus ojos están sobre los temerosos y humildes, sobre los justos, santos y fieles.
¡Feliz el alma del que teme al Señor!

Cumplir la voluntad de Dios creyendo en el nombre de Su Hijo Jesucristo, tener fe en y a Dios y amar a Dios y al Señor Jesucristo desde lo más profundo del corazón; tal es la esencia misma de las Sagradas Escrituras y del Evangelio de Cristo.

(1 Juan 3:23) “23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo,
y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.”

Es ese el principio y el fin, el propósito y el significado de la vida del hombre.

(Salmos 33:18-19) “18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.”

(Eclesiástico 15:18-19) “18 Porque grande es la sabiduría del Señor, él es fuerte y poderoso, y ve todas las cosas.
19 Sus ojos están fijos en aquellos que lo temen y él conoce todas las obras del hombre.”

(Eclesiástico 34:13-15) El temor del Señor, fuente de seguridad
“13 El espíritu de los que temen al Señor vivirá,
porque han puesto su esperanza en aquel que los salva.
14 El que teme al Señor no se intimida por nada, y no se acobarda, porque él es su esperanza.
15 ¡Feliz el alma del que teme al Señor! ¿En quién se sostiene y cuál es su apoyo?”

(Eclesiástico 34:16-17) El temor del Señor, fuente de seguridad
“16 Los ojos del Señor miran a aquellos que lo aman:
él es escudo poderoso y apoyo seguro, refugio contra el viento abrasador y el ardor del mediodía, salvaguardia contra el tropiezo y auxilio contra la caída.
17 Él levanta el ánimo e ilumina los ojos, da salud, vida y bendición.”

(Salmos 34:15) “15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.”

(Salmos 101:6) “Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo;
El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.”

(Santiago 2:5) “5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?”

(Lucas 8:15) “Mas la que cayó en buena tierra, éstos son
los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(1 Juan 3:22) “y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.”

Y la persona que aparta su oído para no oír y no cumplir los mandamientos de la Ley, sus oraciones no serán escuchadas.

(Eclesiástico 34:8) "8 La Ley debe cumplirse sin falsedad,
y la sabiduría expresada fielmente es perfecta."

(Proverbios 28:9) “El que aparta su oído para no oír la ley, Su oración también es abominable”.

(Proverbios 28:4) "4 Los que dejan la ley alaban a los impíos;
Mas los que la guardan contenderán con ellos."

Anuncios