No multipliquéis palabras de grandeza y altanería. Ninguno se gloríe en los hombres.

La humildad en el servicio a Dios.

(Proverbios 25:27) “Comer mucha miel no es bueno, Ni el buscar la propia gloria es gloria.”

(1 Samuel 2:3) “No multipliquéis palabras de grandeza y altanería;
Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca;
Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones.”

(Proverbios 30:32) “32 Si neciamente has procurado enaltecerte,
O si has pensado hacer mal, Pon el dedo sobre tu boca.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Cuanto más grande seas, más humilde debes ser, y así obtendrás el favor de Dios.

(Eclesiástico 3:17-18, 20-25) “17 Hijo mío, realiza tus obras con modestia y serás amado por los que agradan a Dios.
18 Cuanto más grande seas, más humilde debes ser, y así obtendrás el favor del Señor,
20 porque el poder del Señor es grande y él es glorificado por los humildes.
21 No pretendas lo que es demasiado difícil para ti, ni trates de indagar lo que supera tus fuerzas:
22 reflexiona sobre lo que te ha sido mandado,
porque a ti no te conciernen las cosas secretas.
23 No te ocupes de cosas que están por encima de ti:
lo que te ha sido revelado ya es demasiado para la inteligencia.
24 Porque muchos se extraviaron por sus especulaciones y su imaginación perversa falseó sus pensamientos.
25 Si no tienes pupilas, te faltará la luz; si careces de ciencia, no afirmes nada.”

(Filipenses 2:3) “3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad,
estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Quién es el mayor?

(Mateo 18:4) “Así que,
cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.”

(Marcos 9:33-35) ¿Quién es el mayor?
“33 Y llegó a Capernaum; y cuando estuvo en casa, les preguntó: ¿Qué disputabais entre vosotros en el camino?
34 Mas ellos callaron; porque en el camino habían disputado entre sí, quién había de ser el mayor.
35 Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo:
Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.”

(Marcos 10:43-44) "43 Pero no será así entre vosotros, sino que
el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,
44 y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos."

(Mateo 20:26-27) "26 Mas entre vosotros no será así,
sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,
27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;"

(Mateo 23:10-11) “10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“el que es más pequeño entre todos vosotros, ése es el más grande.”

(Lucas 9:46-48) ¿Quién es el mayor?
“46 Entonces entraron en discusión sobre quién de ellos sería el mayor.
47 Y Jesús, percibiendo los pensamientos de sus corazones, tomó a un niño y lo puso junto a sí,
48 y les dijo: Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió;
porque el que es más pequeño entre todos vosotros, ése es el más grande.”

(Lucas 22:26) “mas no así vosotros,
sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Liderazgo en el servicio a Dios.

(1 Corintios 1:26-31) “26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación,
que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;
27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios;
y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;
28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios,
y lo que no es, para deshacer lo que es,
29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.
30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;
31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.”

(Lucas 14:11) “Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La sincera revelación del apóstol.

(2 Corintios 12:7) “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente,
me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El discípulo no es superior a su maestro.

(Lucas 6:40) “40 El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.”

(Mateo 10:24-25) “24 El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor.
25 Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?”

(Juan 13:16) “16 De cierto, de cierto os digo:
El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió.”

(Juan 15:20) “20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho:
El siervo no es mayor que su señor.
Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Las Escrituras demuestran claramente el deseo de los hombres de tener a un hombre sobre ellos, y recibir la justificación por medio de un hombre. El hombre siempre desea la aprobación de su prójimo.

(Juan 12:42-43) “42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. 43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.”

(Juan 5:44-47) “44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único? 45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. 46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Es correcto buscar la gloria de los hombres?

(Lucas 16:15) “15 Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres;
mas Dios conoce vuestros corazones;
porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.”

El Señor Jesucristo dijo:

(Juan 5:41) “Gloria de los hombres no recibo.”

(Mateo 6:1) “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos;
de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos”.

(1 Corintios 3:21) “21 Así que, ninguno se gloríe en los hombres;”

(1 Tesalonicenses 2:6) “ni buscamos gloria de los hombres;
ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.”

(Filipenses 3:3) “Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús,
no teniendo confianza en la carne.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los que creen en Dios Vivo, no se gloríen en los hombres, ni en su propia opinión.

(2 Corintios 10:18) “porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba.”

(Proverbios 3:7) “7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;”

(Eclesiástico 7:5) “5 No quieras pasar por justo delante del Señor
ni te hagas el sabio delante del rey.”

(1 Corintios 1:26) “26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación,
que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;”

(1 Corintios 3:18-23) “18 Nadie se engañe a sí mismo;
si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio.
19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. 20 Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos. 21 Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: 22 sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, 23 y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.”

(1 Corintios 8:1-3) "1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica.
2 Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo.
3 Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él."

(Romanos 12:16) “16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes.
No seáis sabios en vuestra propia opinión.”

(Gálatas 6:3) “Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Es una buena señal de que te beneficias de la Palabra, cuando el mundo, incluyendo el mundo religioso, te aborrece.

Si el predicador tiene buena reputación entre las «iglesias» o «asambleas» ¡hay buenas razones para temer que ama la alabanza de los hombres más que la de Dios!

(Lucas 6:26) “!!Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!
porque así hacían sus padres con los falsos profetas.”

(Salmos 49:20) “El hombre que está en honra y no entiende, Semejante es a las bestias que perecen.”

(Marcos 8:36-37; Mateo 16:26) “36 Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? 37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Aquel que anuncia la cruda pero dura y pura Verdad de Dios y del Reino Celestial, es aborrecido entre los hombres. La Verdad llama al hombre a dejar de pensar en sí mismo, en las riquezas, en las famas, en las comodidades, en la felicidad terrenal, porque la Verdad lo convierte en un extranjero y peregrino en esta tierra, no más. El Señor Jesucristo llama a aborrecer el mundo, a aborrecer la propia vida para darla al servicio de la libertad que Dios nos ofrece.
Esto es algo que el mundo no puede soportar.

(Mateo 10:22) “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre;
mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”.

(Lucas 6:22-23) "22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. 23 Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos;
porque así hacían sus padres con los profetas.”

Anuncios