Traed en sus cuerpos las marcas del Señor Cristo Jesús.

¿Como reconocer a los hijos de Dios que son los verdaderos discípulos del Señor Jesucristo?

“…sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.”

“pues como él es, así somos nosotros en este mundo.”

(1 Juan 3:1-3) Hijos de Dios
“1 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.
2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
3 Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.”

(1 Juan 4:12-13, 15-17) “12 Nadie ha visto jamás a Dios.
Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.
13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.
15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.
16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los verdaderos discípulos del Señor Jesucristo tienen el sello de la Ley eterna en su corazón por medio del Espíritu Santo de Dios Altísimo el Padre Celestial.

(Isaías 8:16) “Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Juan 13:35) "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Vestíos del nuevo hombre, vestíos de amor.
Todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.

(Isaías 11:5) “5 Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.”

(Isaías 59:17) “17 Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza;
tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(2 Corintios 5:1-4) “1 Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.
2 Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; 3 pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos.
4 Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.”

(Gálatas 3:27) “porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”

(Efesios 4:23-24) “23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”.

(Efesios 6:11) “11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.”

(Efesios 6:14) “14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad,
y vestidos con la coraza de justicia,”

(1 Tesalonicenses 5:8-9) “8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios,
habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.
9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,”

(Colosenses 3:9-10) “9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
10 y revestido del nuevo,
el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,”

(Colosenses 3:12) “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;”

(Colosenses 3:14) “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.”

(1 Pedro 5:5) “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad;
porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo.

(1 Juan 5:10) “El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo;
el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.”

(Gálatas 6:15-17) “15 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.
16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios.
17 De aquí en adelante nadie me cause molestias;
porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El amor desempeña un papel tan importante en la relación con Dios y los demás que sin él todos los esfuerzos son inútiles.

Los dones espirituales más visibles no pueden reemplazar al amor, los dones más espectaculares que puede tener la persona pierden su valor si se practican con orgullo. Las obras más nobles pierden su significado si no son inspiradas por el amor.

(1 Juan 4:7-8; 15-16; 19) Dios es amor.
“7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios.
Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.
8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.
15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.
16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros.
Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

Y el que cumple la voluntad de Dios y guarda Sus mandamientos amando al prójimo, amando a su hermano, permanece en la luz.

(Zacarías 8:17) “Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso;
porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová.”

(Mateo 19:19) “19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

(Hebreos 13:1) “1 Permanezca el amor fraternal.”

(1 Juan 2:10) “El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo.”

(1 Juan 3:11) “Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio:
Que nos amemos unos a otros.”

(1 Juan 3:23) “23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo,
y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.”

(1 Juan 5:2) “En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.”

(Hebreos 10:24) “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;”

(1 Pedro 1:22) “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad,
mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido,
amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;”

(1 Pedro 2:17) “Honrad a todos. Amad a los hermanos.
Temed a Dios. Honrad al rey.”

(2 Pedro 1:3-11) "3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,
4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.
9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

(1 Corintios 13:13) ”13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres;
pero el mayor de ellos es el amor.”

(1 Corintios 14:1) "Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.”

(1 Tesalonicenses 4:9) “9 Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros;”

(2 Tesalonicenses 1:3) “3 Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo,
y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás;”

(Romanos 12:9-10) "9 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.
10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.”

(Romanos 13:8) “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.”

(Colosenses 2:2) “para que sean consolados sus corazones, unidos en amor,
hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,”

(Filipenses 2:3-4) “3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad,
estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

En esta vida se halla el sustento en la fe, la esperanza y el amor. En la vida venidera eterna ya no habrá necesidad de fe y esperanza, porque la fe se convertirá en lo que se ve y la esperanza será realizada. Pero nunca faltará el Amor, porque lo cubre y sostiene todo.

"El amor nunca deja de ser"

(1 Corintios 13:4-8, 13) “4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”

Dice Dios:
¡Actúen con amor y Yo me manifestare!
¡Hablen con amor y Yo los guiare!
¡Den con amor y Yo los reconoceré!
¡Oren con amor y Yo los escucharé y las Puertas de Mi Reino Celestial se abrirán para recibirlos!

Anuncios