Aunque El me matare, en El confiare y en El esperaré.

(Proverbios 3:5-6) “5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas”.

(2 Crónicas 20:20) “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros;”

La verdadera fe capacita al creyente para vivir en paz, seguridad y humildad sin adquirir las preocupaciones del día siguiente. Una confianza y fe verdadera nos llevan a esperar en la respuesta de Dios, en el cumplimiento de las promesas de Dios. Esto justamente es vivir por fe, y no por vista. Y esto nos lleva a superar las pruebas, tentaciones o las tribulaciones que se nos presentan sabiendo que el que produce en nosotros la paciencia y confianza es el Espíritu de Dios que está en nosotros.

(Salmos 34:10) “Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.”

Los que buscan a Jehová y los que esperan en Jehová no tendrán falta de ningún bien.
No serán avergonzados en el mal tiempo, en los días de hambre serán saciados. Porque los ojos del Señor nuestro Dios están sobre los justos, y Sus oídos atentos a sus oraciones.
Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias.
Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón y salva a los contritos de espíritu y cumplirá el deseo de los que Le temen. Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.
Jehová guarda a todos los que Le aman. Los que Le aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza. Dios Todopoderoso y Eterno muestra la misericordia y la gracia a todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable.

Aquel que es glorificado en pobreza, ¿cuánto más en riqueza?
Quien es despreciado en la riqueza, ¡cuánto más en la pobreza!

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Ten fe y siempre espera en Dios.

(Job 13:15) “He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos,”

(Eclesiástico 40:26) "26 La riqueza y la fuerza reconfortan el corazón, pero más todavía el temor del Señor. Con el temor del Señor, nada falta, y ya no es necesario buscar otra ayuda."

Los que temen a Jehová esperan Su misericordia y gentileza.

"Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa."

(2 Samuel 22:31; Salmos 18:30) “En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová.
Escudo es a todos los que en él esperan.”

(Salmos 31:19) “19 !!Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen,
Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!“

(Salmos 31:24) “24 Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón.”

(Salmos 32:7, 10) “7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás.
10 Muchos dolores habrá para el impío;
Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.”

(Salmos 33:18-22) La protección divina
“18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.
20 Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.
21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.
22 Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.”

(Salmos 34:8-10) “8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.
9 Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.
10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.”

(Salmos 130:5-7) “5 Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado.
6 Mi alma espera a Jehová Más que los centinelas a la mañana, Más que los vigilantes a la mañana.
7 Espere Israel a Jehová, Porque en Jehová hay misericordia, Y abundante redención con él;”

(Salmos 147:11) “Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.”

(Isaías 33:2) “Oh Jehová, ten misericordia de nosotros, a ti hemos esperado;
tú, brazo de ellos en la mañana, sé también nuestra salvación en tiempo de la tribulación.”

(Isaías 40:29-31) “29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

(Eclesiástico 2:7-18) La confianza en Dios
“7 Los que temen al Señor, esperen su misericordia, y no se desvíen, para no caer.
8 Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa.
9 Los que temen al Señor, esperen sus beneficios, el gozo duradero y la misericordia.
10 Fíjense en las generaciones pasadas y vean: ¿Quién confió en el Señor y quedó confundido?
¿Quién perseveró en su temor y fue abandonado? ¿Quién lo invocó y no fue tenido en cuenta?
11 Porque el Señor es misericordioso y compasivo, perdona los pecados y salva en el momento de la aflicción.
12 ¡Ay de los corazones cobardes y de las manos que desfallecen, y del pecador que va por dos caminos!
13 ¡Ay del corazón que desfallece, porque no tiene confianza! A causa de eso no será protegido.
14 ¡Ay de ustedes, los que perdieron la constancia! ¿Qué van a hacer cuando el Señor los visite?
15 Los que temen al Señor no desobedecen sus palabras y los que lo aman siguen fielmente sus caminos.
16 Los que temen al Señor tratan de complacerlo y los que lo aman se sacian de su Ley.
17 Los que temen al Señor tienen el corazón bien dispuesto y se humillan delante de él:
18 "Abandonémonos en las manos del Señor y no en las manos de los hombres,
porque así como es su grandeza es también su misericordia".

(Lamentaciones 3:24-26) “24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.
25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.
26 Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Esperad en Dios en todo tiempo.

(Salmos 131:3) “Espera, oh Israel, en Jehová, Desde ahora y para siempre.”

(Salmos 62:8) “Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio”.

(Salmos 27:14) “14 Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Pacientemente esperé a Jehová.

(Salmos 5:3) “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.”

(Salmos 31:6) “Aborrezco a los que esperan en vanidades ilusorias; Mas yo en Jehová he esperado.”

(Salmos 38:15) “Porque en ti, oh Jehová, he esperado; Tú responderás, Jehová Dios mío.”

(Salmos 40:1) [ (Sal. 70.1-5) ] “Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.”

(Salmos 119:114) “Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado.”

(Isaías 8:17) “Esperaré, pues, a Jehová, el cual escondió su rostro de la casa de Jacob, y en él confiaré.”

(Isaías 26:8) “También en el camino de tus juicios, oh Jehová, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma.”

(Jeremías 14:22) “¿Hay entre los ídolos de las naciones quien haga llover? ¿y darán los cielos lluvias?
¿No eres tú, Jehová, nuestro Dios? En ti, pues, esperamos, pues tú hiciste todas estas cosas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"y la esperanza no avergüenza;"

(Romanos 5:5) "y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"y nunca jamás será mi pueblo avergonzado."

(Isaías 45:17) "Israel será salvo en Jehová con salvación eterna; no os avergonzaréis ni os afrentaréis, por todos los siglos."

(Isaías 29:22-23) "22 Por tanto, Jehová, que redimió a Abraham, dice así a la casa de Jacob: No será ahora avergonzado Jacob, ni su rostro se pondrá pálido; 23 porque verá a sus hijos, obra de mis manos en medio de ellos, que santificarán mi nombre; y santificarán al Santo de Jacob, y temerán al Dios de Israel."

(Joel 2:23-27, 32)
"23 Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio.
24 Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite.
25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.
26 Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado.
27 Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.
32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado."

No se avergonzarán los que invocan a Dios, los que creen y confían en el poder de Dios y los que esperan en El.

(Isaías 49:22-23) "22 Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. 23 Reyes serán tus ayos, y sus reinas tus nodrizas; con el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies; y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí."

(Salmos 22:4-5) "4 En ti esperaron nuestros padres; Esperaron, y tú los libraste. 5 Clamaron a ti, y fueron librados;
Confiaron en ti, y no fueron avergonzados."

(Salmos 25:1-3, 20-21) "1 A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.
2 Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos.
3 Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;
Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.
20 Guarda mi alma, y líbrame; No sea yo avergonzado, porque en ti confié.
21 Integridad y rectitud me guarden, Porque en ti he esperado."

(Salmos 31:17) "No sea yo avergonzado, oh Jehová, ya que te he invocado; Sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol."

(Salmos 119:116-117) "116 Susténtame conforme a tu palabra, y viviré; Y no quede yo avergonzado de mi esperanza.
117 Sosténme, y seré salvo, Y me regocijaré siempre en tus estatutos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Isaías 28:16) "16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure."

El Señor Jesucristo nos revela por medio de los salmos:

(Salmos 69:6) "No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos; No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel."

(Romanos 9:33) "como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado."

(Romanos 10:11) "Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado."

(1 Pedro 2:6) "Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Las consecuencias de no esperar a Dios.

(1 Samuel 10:8) “8 Luego bajarás delante de mí a Gilgal; entonces descenderé yo a ti para ofrecer holocaustos y sacrificar ofrendas de paz. Espera siete días, hasta que yo venga a ti y te enseñe lo que has de hacer.”

(1 Samuel 13:5-14) “5 Entonces los filisteos se juntaron para pelear contra Israel, treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que está a la orilla del mar; y subieron y acamparon en Micmas, al oriente de Bet-avén.
6 Cuando los hombres de Israel vieron que estaban en estrecho (porque el pueblo estaba en aprieto), se escondieron en cuevas, en fosos, en peñascos, en rocas y en cisternas.
7 Y algunos de los hebreos pasaron el Jordán a la tierra de Gad y de Galaad; pero Saúl permanecía aún en Gilgal, y todo el pueblo iba tras él temblando.
8 Y él esperó siete días, conforme al plazo que Samuel había dicho; pero Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le desertaba.
9 Entonces dijo Saúl: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofreció el holocausto.
10 Y cuando él acababa de ofrecer el holocausto, he aquí Samuel que venía; y Saúl salió a recibirle, para saludarle.
11 Entonces Samuel dijo: ¿Qué has hecho? Y Saúl respondió: Porque vi que el pueblo se me desertaba, y que tú no venías dentro del plazo señalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas,
12 me dije: Ahora descenderán los filisteos contra mí a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehová. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto.
13 Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.
14 Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.”

Anuncios