La vida terrenal con la fe en Dios.

1. “El justo vivirá por fe;”

2. Nueva Criatura en el Señor Cristo Jesús.

3. Los niños del Reino de los cielos.

4. “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.”

5. “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;”

6. Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos.

7. “Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.”

8. “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.”

9. La cercanía de Jehová.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. “El justo vivirá por fe;”

Existe también una Fe mayor, derivada de la Fe en la Palabra de Dios y es la Fe del hombre que confía su vida y no sólo la muerte plenamente en Dios, como si fuese un niño. Esta Fe guía al hombre por la vida terrenal.

“El Justo por la fe vivirá”.

(Habacuc 2:4) “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece;
mas el justo por su fe vivirá.”

(Romanos 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito:
Mas el justo por la fe vivirá.”

(Gálatas 3:11) “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque:
El justo por la fe vivirá;”

(Hebreos 10:38) “Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.”

(2 Corintios 4:7, 16-18) Viviendo por la fe.
“7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,
16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;
18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. Nueva Criatura en el Señor Cristo Jesús.

Como sabemos todos los seres humanos son criaturas de Dios; pero NACIDOS DE NUEVO se aplica únicamente a aquel que es una Nueva Criatura en Cristo Jesús.
“Nacer de nuevo” significa nacer en el Espíritu, y esto se infiere para cualquier adulto, joven o niño.

(Tito 3:5) “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,”

(Juan 3:3, 6-8) “3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.”

(2 Pedro 1:3-4) Partícipes de la naturaleza divina
“3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;”

(2 Corintios 5:17) ”De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

(1 Corintios 3:1) “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. Los niños del Reino de los cielos.

Nosotros necesitamos el tipo de Fe que los niños tienen en sus padres para sostener todas sus necesidades.
El Señor Cristo Jesús dijo que para entrar al reino de Dios, tenemos que ser como niños. Por esto es que nos llama a ser como niños, confiados plenamente en la provisión del Padre.

(Mateo 18:2-4) “2 Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos,
3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.”

(Mateo 19:14) “Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.”

(Marcos 10:14-15) “14 Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo:
Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.
15 De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.”

(Lucas 18:16-17) “16 Mas Jesús, llamándolos, dijo:
Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.
17 De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Solamente a Sus niños se revela la verdad del misterio del Reino Celestial.

(Mateo 11:25-26) (Lc. 10.21-22)
“25 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. 26 Sí, Padre, porque así te agradó.”

(1 Pedro 2:2) “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.”

Dios estuvo con el pueblo en el desierto, y los alimentó durante 40 años.

(Éxodo 16:35) “Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán.”

(Salmos 78:24-25) "24 E hizo llover sobre ellos maná para que comiesen, Y les dio trigo de los cielos.
25 Pan de nobles comió el hombre; Les envió comida hasta saciarles."

(Nehemías 9:15-20) “15 Les diste pan del cielo en su hambre, y en su sed les sacaste aguas de la peña;
y les dijiste que entrasen a poseer la tierra, por la cual alzaste tu mano y juraste que se la darías.
16 Mas ellos y nuestros padres fueron soberbios, y endurecieron su cerviz, y no escucharon tus mandamientos.
17 No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos; antes endurecieron su cerviz, y en su rebelión pensaron poner caudillo para volverse a su servidumbre.
Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste.
18 Además, cuando hicieron para sí becerro de fundición y dijeron: Este es tu Dios que te hizo subir de Egipto; y cometieron grandes abominaciones,
19 tú, con todo, por tus muchas misericordias no los abandonaste en el desierto. La columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino, ni de noche la columna de fuego, para alumbrarles el camino por el cual habían de ir.
20 Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed.”

Dios advirtió a los hombres que no guardasen el mana del cielo para el día siguiente, puesto que el mismo se pudriría si lo desobedecían.

(Éxodo 16:4-5, 17-21) Dios da el maná
“4 Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no.
5 Mas en el sexto día prepararán para guardar el doble de lo que suelen recoger cada día.
17 Y los hijos de Israel lo hicieron así; y recogieron unos más, otros menos;
18 y lo medían por gomer, y no sobró al que había recogido mucho, ni faltó al que había recogido poco; cada uno recogió conforme a lo que había de comer.
19 Y les dijo Moisés: Ninguno deje nada de ello para mañana.
20 Mas ellos no obedecieron a Moisés, sino que algunos dejaron de ello para otro día, y crió gusanos, y hedió; y se enojó contra ellos Moisés.
21 Y lo recogían cada mañana, cada uno según lo que había de comer; y luego que el sol calentaba, se derretía.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Proverbios 27:1) “No te jactes del día de mañana; Porque no sabes qué dará de sí el día”.

Lo mismo advierte el Señor Jesucristo en el presente para los que tienen fe:

"Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud."

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.”

(Lucas 12:22-31) El afán y la ansiedad
“22 Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis.
23 La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido.
24 Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves?
25 ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?
26 Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás?
27 Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni hilan; mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos.
28 Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?
29 Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud.
30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.
31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.”

(Mateo 6:25-34) El afán y la ansiedad
“25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?
31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”

(Mateo 16:8) “Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan?”

(Lucas 22:35) “Y a ellos dijo: Cuando os envié sin bolsa, sin alforja, y sin calzado, ¿os faltó algo? Ellos dijeron: Nada.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

5. “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;"

Esta muy claro que Dios promete añadirnos lo que necesitamos para vivir diariamente si buscamos primeramente el Reino Celestial y servimos a Dios.
Debemos buscar primeramente el Reino de Dios, trabajar, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece y todo lo que necesitamos Dios mismo nos lo dará.

(Juan 6:27) “Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El mundo entero se preocupa por lo que 'habremos de comer, de beber y vestir', pero Dios conoce nuestras necesidades antes de que siquiera pensemos en ellas.

(Marcos 11:22) “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.”

(1 Juan 3:20) “pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.”

(Mateo 6:7-8) “7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos;
porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”

(Mateo 6:32) “32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas;
pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Señor Jesucristo nos promete que si buscamos hacer la Voluntad de nuestro Padre Celestial, El nos sostendrá, nos alimentará, nos vestirá y nos protegerá.

(Salmos 55:22) “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.”

(Salmos 145:14) "Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Nuestro Padre Celestial sabiendo de qué cosas tenemos necesidad suplirá todo lo que nos falta conforme a Sus riquezas en gloria en el Señor Jesucristo.

(Filipenses 4:19) “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”

(Efesios 3:20-21) "20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,
21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén."

(2 Corintios 9:8) "Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6. Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos.

Jehová nuestro Dios ayuda a quienes confían en El.
El mismo dice: “No tengáis miedo, No te dejare, ni te desamparare.”

"Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos."

(Lamentaciones 3:57) “57 Te acercaste el día que te invoqué; dijiste: No temas.”

(Salmos 23:1-4) Jehová es mi pastor
“1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”

(Salmos 37:28) “Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos.
Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida.”

(Deuteronomio 31:6) “Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.”

(Deuteronomio 31:8) “Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.”

(Josué 1:9) “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

(Isaías 41:13) “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Hebreos 13:5-6) “5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora;
porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
6 de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.”

(1 Timoteo 6:6-8) “Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

7. "Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan."

Viviendo por la fe y confiando plenamente en el poder de Dios.
Nuestro Dios aun alimenta a las aves y cubre de belleza a las flores, sin que ellas trabajen e hilen.

La protección Divina.

(Salmos 23:1) “1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.”

(Salmos 31:19) “19 !!Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen,
Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!”

(Salmos 33:18-20) “18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.
20 Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.”

(Salmos 34:8-10) “8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.
9 Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.
10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre;
Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.”

(Eclesiástico 40:26) "26 La riqueza y la fuerza reconfortan el corazón, pero más todavía el temor del Señor. Con el temor del Señor, nada falta, y ya no es necesario buscar otra ayuda."

(Salmos 37:18-19) “18 Conoce Jehová los días de los perfectos, Y la heredad de ellos será para siempre.
19 No serán avergonzados en el mal tiempo, Y en los días de hambre serán saciados.”

(Salmos 37:24-26, 28) “24 Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.
25 Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.
26 En todo tiempo tiene misericordia, y presta; Y su descendencia es para bendición.
28 Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; (…)”

(Job 5:20-24) “20 En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra.
21 Del azote de la lengua serás encubierto; No temerás la destrucción cuando viniere.
22 De la destrucción y del hambre te reirás, Y no temerás de las fieras del campo;
23 Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, Y las fieras del campo estarán en paz contigo.
24 Sabrás que hay paz en tu tienda; Visitarás tu morada, y nada te faltará.”

(Salmos 107:1, 9) “1 Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia.
9 Porque sacia al alma menesterosa, Y llena de bien al alma hambrienta.”

(Salmos 111:2-8) “2 Grandes son las obras de Jehová, Buscadas de todos los que las quieren.
3 Gloria y hermosura es su obra, Y su justicia permanece para siempre.
4 Ha hecho memorables sus maravillas; Clemente y misericordioso es Jehová.
5 Ha dado alimento a los que le temen; Para siempre se acordará de su pacto.
6 El poder de sus obras manifestó a su pueblo, Dándole la heredad de las naciones.
7 Las obras de sus manos son verdad y juicio; Fieles son todos sus mandamientos,
8 Afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud.”

(Salmos 112:5-7) "5 El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio,
6 Por lo cual no resbalará jamás; En memoria eterna será el justo.
7 No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová."

(Proverbios 10:3) “Jehová no dejará padecer hambre al justo;
Mas la iniquidad lanzará a los impíos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

8. “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.”

Uno ha de dedicar mas el tiempo a la oración y no dudar, entregándole toda situación a Dios.

(Santiago 1:6) "Pero pida con fe, no dudando nada;
porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra".

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Y no es razonable seguir clamando mucho tiempo como si Dios estuviera sordo.

(Mateo 6:7-8) “7 Y orando, no uséis vanas repeticiones,
como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos;
porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Porque Dios sabe de qué cosas tenemos necesidad, antes que nosotros le pidamos, y conoce toda nuestra palabra aun no pronunciada.

(Salmos 139:4) “4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.”

(Isaías 65:24) “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

9. La cercanía de Jehová.

El Señor Jesucristo nos dice:

(Juan 14:18) “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.”

(Mateo 28:20) “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

(Josué 1:5) “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida;
como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.”

(Hechos 18:9-10) “9 Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche:
No temas, sino habla, y no calles; 10 porque yo estoy contigo,
y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Así Jehová está alrededor de su pueblo Desde ahora y para siempre."

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo;"

(Salmos 125:2, 4) “2 Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella,
Así Jehová está alrededor de su pueblo Desde ahora y para siempre.
4 Haz bien, oh Jehová, a los buenos, Y a los que son rectos en su corazón.”

(Salmos 121:1-5) Jehová es tu guardador
"1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.
3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.
4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.
5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha."

(Isaías 41:10) “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

(Apocalipsis 1:12-14, 20) "12 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, 13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.
20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias."

(Apocalipsis 2:1) "Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:"