“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

1. Esclavitud del mundo terrenal, la que lleva a la muerte eterna.

2. La esclavitud de los moradores de Jerusalén terrenal y la libertad de los moradores de Jerusalén celestial.

3. Todos los que buscan a líderes humanos, sus doctrinas y tradiciones son esclavos. Ellos no pueden recibir el Espíritu de verdad, no conocen el valor de la Sabiduría, ni tampoco su camino.

4. Los hijos de Sion son los hombres que conocen la justicia de Dios.

5. La libertad de los hijos de Sion por medio del Espíritu de Verdad.

6. El conocimiento de la verdad por medio del Espíritu de Dios.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. Esclavitud del mundo terrenal, la que lleva a la muerte eterna.

Muchos creen que son guiados por el Espíritu de Dios, mientras en realidad son guiados por hombres sumidos en doctrinas engañosas.
Ellos creen más en la autoridad de sus líderes y maestros, pastores y obispos antes que en la Santa, poderosa y cortante Palabra del Espíritu.
Los frutos son evidentes. Ningún hombre puede guiar a otro hombre hacia el fruto del Espíritu Santo, y las obras y palabras de cada uno lo declaran.

"Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción."

(2 Pedro 2:1-3, 13-14, 17-19) Falsos profetas y falsos maestros
“1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,
3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.
13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. 14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.
17 Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.
18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.
19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción.
Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.”

De esta manera los que guían a los hombres ellos mismos son esclavos del mundo y de la corrupción mundana.

(2 Pedro 2:19) “19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción.
Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.”

(Romanos 6:16) “¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?”

(Juan 8:34-36) “34 Jesús les respondió:
De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.
36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. La esclavitud de los moradores de Jerusalén terrenal y la libertad de los moradores de Jerusalén celestial.

(Gálatas 4:21-28) Alegoría de Sara y Agar
“21 Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?
22 Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.
23 Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa.
24 Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos;
el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar. 25 Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud.
26 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.
27 Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido. 28 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.”

(Isaías 54:1) El amor eterno de Jehová hacia Israel
“1 Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. Todos los que buscan a líderes humanos, sus doctrinas y tradiciones son esclavos. Ellos no pueden recibir el Espíritu de verdad, no conocen el valor de la Sabiduría, ni tampoco su camino.

(Jeremías 17:5) "Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce;"

(Job 28:12-14, 20-22) “12 Mas ¿dónde se hallará la sabiduría? ¿Dónde está el lugar de la inteligencia?
13 No conoce su valor el hombre, Ni se halla en la tierra de los vivientes.
14 El abismo dice: No está en mí; Y el mar dijo: Ni conmigo.
20 ¿De dónde, pues, vendrá la sabiduría? ¿Y dónde está el lugar de la inteligencia?
21 Porque encubierta está a los ojos de todo viviente, Y a toda ave del cielo es oculta.
22 El Abadón y la muerte dijeron: Su fama hemos oído con nuestros oídos.”

(Juan 3:3-6) "3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es."

(Juan 14:15-17) La promesa del Espíritu Santo.
“15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce;
pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”

(Baruc 3:15, 31) "15 ¿Quién ha encontrado el lugar de la Sabiduría, quién ha penetrado en sus tesoros?
31 Nadie conoce su camino, ni puede comprender su sendero."

(Eclesiástico 15:1, 7-8) "1 El que teme al Señor hace todo esto y el que se aferra a la Ley logrará la sabiduría.
7 Nunca la poseerán los que carecen de inteligencia, ni los hombres pecadores la verán jamás.
8 Ella se mantiene alejada del orgullo, y los mentirosos no piensan en ella."

(Proverbios 14:6) “Busca el escarnecedor la sabiduría y no la halla;
Mas al hombre entendido la sabiduría le es fácil.”

(1 Corintios 15:50) “50 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.”

(1 Corintios 2:14) "Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Por qué el hombre no puede recibir, ver, conocer el Espíritu de verdad y no entiende el valor de la sabiduría de Dios?

(Sabiduría 1:4-5) “4 La Sabiduría no entra en un alma que hace el mal ni habita en un cuerpo sometido al pecado.
5 Porque el santo espíritu, el educador,
huye de la falsedad, se aparta de los razonamientos insensatos, y se siente rechazado cuando sobreviene la injusticia.”

(Eclesiástico 6:22) “22 Porque la sabiduría hace honor a su nombre y no se manifiesta a muchos.”

(Eclesiástico 15:7-8) “7 Nunca la poseerán los que carecen de inteligencia, ni los hombres pecadores la verán jamás.
8 Ella se mantiene alejada del orgullo, y los mentirosos no piensan en ella.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. Los hijos de Sion son los hombres que conocen la justicia de Dios.

“Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.”

(Isaías 51:1-16) Palabras de consuelo para Sion
"1 Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados.
2 Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.
3 Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto.
4 Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.
5 Cercana está mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; a mí me esperan los de la costa, y en mi brazo ponen su esperanza.
6 Alzad a los cielos vuestros ojos, y mirad abajo a la tierra; porque los cielos serán deshechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir, y de la misma manera perecerán sus moradores; pero mi salvación será para siempre, mi justicia no perecerá.
7 Oídme, los que conocéis justicia, pueblo en cuyo corazón está mi ley. No temáis afrenta de hombre, ni desmayéis por sus ultrajes.
8 Porque como a vestidura los comerá polilla, como a lana los comerá gusano; pero mi justicia permanecerá perpetuamente, y mi salvación por siglos de siglos.
9 Despiértate, despiértate, vístete de poder, oh brazo de Jehová; despiértate como en el tiempo antiguo, en los siglos pasados. ¿No eres tú el que cortó a Rahab, y el que hirió al dragón?
10 ¿No eres tú el que secó el mar, las aguas del gran abismo; el que transformó en camino las profundidades del mar para que pasaran los redimidos?
11 Ciertamente volverán los redimidos de Jehová; volverán a Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el gemido huirán.
12 Yo, yo soy vuestro consolador. ¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal, y del hijo de hombre, que es como heno?
13 Y ya te has olvidado de Jehová tu Hacedor, que extendió los cielos y fundó la tierra; y todo el día temiste continuamente del furor del que aflige, cuando se disponía para destruir. ¿Pero en dónde está el furor del que aflige?
14 El preso agobiado será libertado pronto; no morirá en la mazmorra, ni le faltará su pan.
15 Porque yo Jehová, que agito el mar y hago rugir sus ondas, soy tu Dios, cuyo nombre es Jehová de los ejércitos.
16 Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, extendiendo los cielos y echando los cimientos de la tierra, y diciendo a Sion: Pueblo mío eres tú."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

5. La libertad de los hijos de Sion por medio del Espíritu de Verdad.

Todos los que son guiados por el Espíritu Santo de Dios, siendo redimidos y bautizados por medio del Señor Jesucristo, son libres. Estos son moradores de Jerusalén celestial; estos son los hijos de Sion.

(Juan 14:15-17) La promesa del Espíritu Santo.
“15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce;
pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”

(Juan 15:26) “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre,
el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí”.

(1 Juan 5:6) “(…) Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad”.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La verdadera sabiduría, es decir la Ley traída por medio del Señor Jesucristo, da libertad necesaria.

"Si el Hijo de Dios os libertare, seréis verdaderamente libres."

(Salmos 119:45) "Y andaré en libertad, Porque busqué tus mandamientos."

(Proverbios 28:26) “El que confía en su propio corazón es necio;
Mas el que camina en sabiduría será librado.”

(Juan 8:31-32) “31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él:
Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

(Juan 8:36) "36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El que tiene el Espíritu Santo de Dios Vivo y Verdadero por medio del Señor Jesucristo es una persona libre de la esclavitud y de la mentira, de la falsedad, lazos y trampas del mundo.

(Gálatas 5:1) “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres,
y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.”

(1 Corintios 8:9) “Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6. El conocimiento de la verdad por medio del Espíritu de Dios.

Cuando el hombre permanece en la Palabra del Señor Jesucristo entonces el Espíritu Santo de Dios lo guía a toda la verdad, le enseña los misterios celestiales y todas las cosas necesarias para la salvación del alma.

(Juan 14:26) "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre,
él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho."

(Juan 16:13-15) “13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.”

(1 Juan 2:20-21, 24, 27) “20 Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas.
21 No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad.
24 Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.
27 Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe;
así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera,
y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.”

(Juan 8:31-32) La verdad os hará libres.
“31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él:
Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

(2 Corintios 3:17) “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”

(Proverbios 28:5) "Los hombres malos no entienden el juicio; Mas los que buscan a Jehová entienden todas las cosas."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La verdad recibida por medio del Espíritu Santo nos ayuda a ser fuertes contra las armas engañosas del enemigo mortal, contra las doctrinas engañosas.

(Lucas 10:19) "He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará."