Sin arrepentimiento ante Dios no hay salvación y el hombre perecerá sin recibir la vida eterna.

1. La maldición de la tierra y sus habitantes.

2. La santidad de Dios y la corrupción del hombre.

3. Insensatez y maldad de los hombres.

4. “Porque no se justificará delante de ti ningún ser humano.”

5. Llamamiento al arrepentimiento verdadero.

6. El Señor Jesucristo nos llama para arrepentirnos.

7. La misericordia de Dios para los que se arrepientan.

8. El arrepentimiento para con Dios, y perdón de pecados por la fe en nuestro Señor Jesucristo.

9. El evangelio de Jesucristo, nuestro Señor.

10. Todo aquel que no se arrepiente toma por inmunda la sangre del pacto y acarrea la ira de Dios para sí.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. La maldición de la tierra y sus habitantes.

"Y al hombre dijo: … maldita será la tierra por tu causa;"

(Génesis 3:17) "Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida."

(Job 9:24) “La tierra es entregada en manos de los impíos, Y él cubre el rostro de sus jueces. Si no es él, ¿quién es? ¿Dónde está?”

(Salmos 107:34) "La tierra fructífera en estéril, Por la maldad de los que la habitan."

(Oseas 1:2) “2 El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación;
porque la tierra fornica apartándose de Jehová.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Romanos 5:12) "12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron."

(Romanos 3:9) “9 ¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera;
pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado.”

(Salmos 51:5) “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.”

(Eclesiastés 8:6) "Porque para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio; porque el mal del hombre es grande sobre él;"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. La santidad de Dios y la corrupción del hombre.

(Job 25:5) “5 He aquí que ni aun la misma luna será resplandeciente,
Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos;"

(Job 15:15) “He aquí, en sus santos no confía,
Y ni aun los cielos son limpios delante de sus ojos;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Job 35:2) "¿Piensas que es cosa recta lo que has dicho: Más justo soy yo que Dios?"

(Job 4:17) "¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más limpio que el que lo hizo?"

(Romanos 3:4) "4 De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito:
Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado."

(Salmos 51:4) "4 Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. Insensatez y maldad de los hombres.

“Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.”

(Salmos 14:1, 3) “1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.
3 Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.”

(Salmos 53:1, 3) "1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios.
Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien.
3 Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno."

(Romanos 3:9-17) No hay justo
“9 ¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado.
10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;
11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios.
12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan.
Veneno de áspides hay debajo de sus labios;
14 Su boca está llena de maldición y de amargura.
15 Sus pies se apresuran para derramar sangre;
16 Quebranto y desventura hay en sus caminos;
17 Y no conocieron camino de paz.”

(Miqueas 7:2) “2 Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre; cada cual arma red a su hermano."

(Eclesiastés 7:20) “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.”

(Salmos 12:1) “Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos;
Porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Isaías 59:4) "No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad."

(Ezequiel 22:30) “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Miqueas 7:2-6) “2 Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre; cada cual arma red a su hermano.
3 Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman.
4 El mejor de ellos es como el espino; el más recto, como zarzal; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión.
5 No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca.
6 Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa.”

(Oseas 4:1-5) “1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.
2 Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.
3 Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán.
4 Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre, porque tu pueblo es como los que resisten al sacerdote.
5 Caerás por tanto en el día, y caerá también contigo el profeta de noche; y a tu madre destruiré.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. "Porque no se justificará delante de ti ningún ser humano."

(Salmos 143:1-2) “1 Oh Jehová, oye mi oración, escucha mis ruegos; Respóndeme por tu verdad, por tu justicia.
2 Y no entres en juicio con tu siervo; Porque no se justificará delante de ti ningún ser humano."

(Proverbios 20:9) “9 ¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón, Limpio estoy de mi pecado?”

(Job 9:19-21) "19 Si habláremos de su potencia, por cierto es fuerte;
Si de juicio, ¿quién me emplazará?
20 Si yo me justificare, me condenaría mi boca;
Si me dijere perfecto, esto me haría inicuo.
21 Si fuese íntegro, no haría caso de mí mismo; Despreciaría mi vida."

(Job 10:10-14) "10 ¿No me vaciaste como leche, Y como queso me cuajaste?
11 Me vestiste de piel y carne, Y me tejiste con huesos y nervios.
12 Vida y misericordia me concediste, Y tu cuidado guardó mi espíritu.
13 Estas cosas tienes guardadas en tu corazón; Yo sé que están cerca de ti.
14 Si pequé, tú me has observado, Y no me tendrás por limpio de mi iniquidad."

(Job 25:1-6) Bildad niega que el hombre pueda ser justificado delante de Dios.
“1 Respondió Bildad suhita, y dijo: 2 El señorío y el temor están con él;
El hace paz en sus alturas. 3 ¿Tienen sus ejércitos número? ¿Sobre quién no está su luz?
4 ¿Cómo, pues, se justificará el hombre para con Dios? ¿Y cómo será limpio el que nace de mujer?
5 He aquí que ni aun la misma luna será resplandeciente, Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos;
6 ¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, Y el hijo de hombre, también gusano?”

(1 Juan 1:8-10) "8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros."

(Eclesiástico 7:5) “5 No quieras pasar por justo delante del Señor ni te hagas el sabio delante del rey.”

Apocalipsis de Esdras. Capitulo XVI
53. Que el pecador no diga que no ha pecado, pues la cabeza de aquel que diga: "No he pecado ante el Señor o ante su Gloria" será quemada por carbones ardientes,
54. EI Señor conoce todas las obras de los hombres, sus inventos, sus pensamientos y sus corazones.

(Lucas 16:15) “Y El les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos ante los hombres, pero Dios conoce vuestros corazones, porque lo que entre los hombres es de alta estima, abominable es delante de Dios”.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Proverbios 30:11-14) "11 Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice.
12 Hay generación limpia en su propia opinión, Si bien no se ha limpiado de su inmundicia.
13 Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto.
14 Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos,
Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres."

(Isaías 64:6) "6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.”

(Lucas 18:10-14) “10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.
11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; 12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.
13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.
14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

5. Llamamiento al arrepentimiento verdadero.

"Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres.”

(Salmos 90:1-3) “1 Señor, tú nos has sido refugio De generación en generación.
2 Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.
3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Nuestro Dios todavía nos llama al arrepentimiento y nos ofrece la vida eterna.

"¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?"

"Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis."

"Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva."

(Isaías 1:10-20) Llamamiento al arrepentimiento verdadero
“10 Príncipes de Sodoma, oíd la palabra de Jehová; escuchad la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra.
11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.
12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?
13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.
15 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.
16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; 17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.
18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.
19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra;
20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.”

(Isaías 55:6-7) Misericordia gratuita para todos
“6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.”

(Jeremías 4:4) “4 Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalén;
no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad de vuestras obras.”

(Ezequiel 18:21-23, 27-28, 30-32) El camino de Dios es justo
"21 Mas el impío, si se apartare de todos sus pecados que hizo, y guardare todos mis estatutos e hiciere según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no morirá. 22 Todas las transgresiones que cometió, no le serán recordadas; en su justicia que hizo vivirá.
23 ¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?
27 Y apartándose el impío de su impiedad que hizo, y haciendo según el derecho y la justicia, hará vivir su alma. 28 Porque miró y se apartó de todas sus transgresiones que había cometido, de cierto vivirá; no morirá.
30 Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina.
31 Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel?
32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis."

(Ezequiel 33:10-20) El camino de Dios es justo
"10 Tú, pues, hijo de hombre, di a la casa de Israel: Vosotros habéis hablado así, diciendo: Nuestras rebeliones y nuestros pecados están sobre nosotros, y a causa de ellos somos consumidos; ¿cómo, pues, viviremos?
11 Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?
12 Y tú, hijo de hombre, di a los hijos de tu pueblo: La justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad; y el justo no podrá vivir por su justicia el día que pecare.
13 Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo.
14 Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, 15 si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá.
16 No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente.
17 Luego dirán los hijos de tu pueblo: No es recto el camino del Señor; el camino de ellos es el que no es recto.
18 Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello.
19 Y cuando el impío se apartare de su impiedad, e hiciere según el derecho y la justicia, vivirá por ello.
20 Y dijisteis: No es recto el camino del Señor. Yo os juzgaré, oh casa de Israel, a cada uno conforme a sus caminos."

(Eclesiástico 17:25-32) Exhortación al arrepentimiento
“25 Vuelve al Señor y deja de pecar, suplica ante su rostro y deja de ofenderlo.
26 Vuelve al Altísimo, apártate de la injusticia y odia profundamente toda abominación.
27 ¿Quién alabará al Altísimo en el Abismo, si los vivientes no le rinden homenaje?
28 el muerto, el que ya no existe, deja de alabarlo: el que está vivo y sano debe alabar al Señor.
29 ¡Qué grande es la generosidad del Señor y su perdón para los que vuelven a él!
30 Un hombre no puede tenerlo todo, porque el ser humano no es inmortal.
31 ¿Hay algo más luminoso que el sol? ¡y sin embargo, también él se eclipsa! ¡Cuánto más la carne y la sangre, que sólo conciben el mal!
32 El Señor pasa revista al ejército de los cielos,
¡cuánto más a los hombres, que son tierra y ceniza!”

Apocalipsis de Esdras. Capitulo XVI
53. Que el pecador no diga que no ha pecado, pues la cabeza de aquel que diga:
“No he pecado ante el Señor o ante su Gloria” será quemada por carbones ardientes,
54. EI Señor conoce todas las obras de los hombres, sus inventos, sus pensamientos y sus corazones.
62. Y el soplo de Dios Todopoderoso que lo ha hecho todo y que sondea las cosas escondidas los misterios. 63. Ciertamente, conoce vuestro pensamiento y lo que meditáis en vuestros corazones,
¡Ay de los pecadores y de aquellos que quieren esconder sus pecados!
64. Pues el Señor examinará todas sus obras y las desvelará a todos.
65. Estaréis llenos de confusión, cuando vuestros pecados sean puestos al descubierto ante los hombres y vuestras faltas sean acusadoras que aparezcan.
66. ¿Qué haréis en aquel día? ¿Cómo esconderéis vuestros pecados ante Dios y sus ángeles?
67. He aquí a Dios como juez; temedle; dejad de pecar, renunciad a cometer injusticias y Dios os elevará y os liberará de toda aflicción.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6. El Señor Jesucristo nos llama para arrepentirnos.

"El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”

(Hechos 17:30-31) “30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.

(Mateo 9:13) “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio.
Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.”

(Lucas 5:31-32) “31 Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.
32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.”

(Mateo 4:17) "Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir:
Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.”

(Marcos 1:14-15) “14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”

(Mateo 3:2) “y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Lucas 15:10) “10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.”

(Apocalipsis 3:20) “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

No hay perdón, no hay salvación sin arrepentimiento, la fe, el agradecimiento y el amor.

"antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente."

"en su juicio el que no se arrepienta perecerá ante Él.”

(Lucas 13:1-5) Arrepentíos o pereceréis.
“1 En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.
2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?
3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?
5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capítulo 50
“1. En esos días tendrá lugar un cambio para los santos y elegidos:
la Luz de los Días residirá sobre ellos y la gloria y el honor virarán hacia los santos.
2. En el día de la aflicción, cuando la desgracia se acumule sobre los pecadores, los justos triunfarán por el nombre del Señor de los espíritus y harán que otros testifiquen que pueden arrepentirse y renunciar a la obra de sus manos.
3. Ellos no tendrán ningún mérito en nombre del Señor de los espíritus,
sin embargo serán salvados por su nombre y el Señor de los espíritus tendrá compasión de ellos porque su misericordia es grande.
4. Además Él es justo en su juicio y en presencia de su Gloria, la injusticia no podrá mantenerse;
en su juicio el que no se arrepienta perecerá ante Él.”

(Romanos 2:5) “Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,”

(Salmos 7:11-13) “11 Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.
12 Si no se arrepiente, él afilará su espada; Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.
13 Asimismo ha preparado armas de muerte, Y ha labrado saetas ardientes.”

(Hechos 3:19) “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados;
para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

7. La misericordia de Dios para los que se arrepientan.

(Jeremías 31:18-20) "18 Escuchando, he oído a Efraín que se lamentaba: Me azotaste, y fui castigado como novillo indómito; conviérteme, y seré convertido, porque tú eres Jehová mi Dios.
19 Porque después que me aparté tuve arrepentimiento, y después que reconocí mi falta, herí mi muslo; me avergoncé y me confundí, porque llevé la afrenta de mi juventud.
20 ¿No es Efraín hijo precioso para mí? ¿no es niño en quien me deleito? pues desde que hablé de él, me he acordado de él constantemente. Por eso mis entrañas se conmovieron por él; ciertamente tendré de él misericordia, dice Jehová."

(Lucas 15:11-32) Parábola del hijo pródigo
"11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;
12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.
13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.
21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.
22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.
23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.
25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; 26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.
28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.
29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.
30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.
31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.
32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Eclesiástico 18:13-14) “13 El hombre sólo tiene misericordia de su prójimo,
pero el Señor es misericordioso con todos los vivientes. Él reprende, corrige y enseña, y los hace volver como el pastor a su rebaño.
14 Él tiene misericordia con los que aceptan la instrucción y están siempre dispuestos a cumplir sus decretos.”

(1 Juan 1:9) “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

(Sabiduría 12:19) “Al obrar así, tú enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser amigo de los hombres y colmaste a tus hijos de una feliz esperanza, porque, después del pecado, das lugar al arrepentimiento.”

(Sabiduría 11:23) “23 Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes,
y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan.”

(2 Timoteo 2:25) “que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

8. El arrepentimiento para con Dios, y perdón de pecados por la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Aquellos que creen en el Señor Jesucristo reciben perdón de pecados por Su nombre y son bautizados por el Espíritu Santo. Y por medio del Espíritu Santo comienzan a recibir el conocimiento de Dios Eterno.

(Hechos 20:21) “testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.”

(Hechos 26:18) “para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios;
para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.”

(Hechos 10:43) “De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre”.

(Lucas 24:46-47) “46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La sangre de Cristo, habiendo sido derramado por nuestra salvación, ganó para muchos la gracia del arrepentimiento.

(Mateo 26:28) “porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”

(Marcos 14:24) “Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

9. El evangelio de Jesucristo, nuestro Señor.

El evangelio del Señor Jesucristo es que los moradores de los pueblos se arrepientan del pecado, y entren a una relación personal con el Señor Jesucristo y Dios el Padre, sin ningún intermediario que el propio Jesucristo.

(Marcos 16:15) ”Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

(Hechos 1:8) “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

(Marcos 6:12) “Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen.”

(2 Pedro 3:9) “9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

(2 Pedro 3:15) “Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación;”

(1 Timoteo 2:3-4) “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

10. Todo aquel que no se arrepiente toma por inmunda la sangre del pacto y acarrea la ira de Dios para sí.

(Hebreos 10:29-30) “29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? 30 Pues conocemos al que dijo:
Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.”

(Mateo 12:41) “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán;
porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar.”

(Mateo 12:42) “La reina del Sur se levantará en el juicio con esta generación, y la condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El castigo será grave porque el hombre escuchando la Verdad, no se arrepiente, una oportunidad que no fue dada a Sodoma y Gomorra, ni en Tiro y Sidón.

(Lucas 9:3-5) “3 Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas.
4 Y en cualquier casa donde entréis, quedad allí, y de allí salid.
5 Y dondequiera que no os recibieren, salid de aquella ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos.”

(Lucas 10:8-12) “8 En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante;
9 y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.
10 Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, saliendo por sus calles, decid:
11 Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros. Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros. 12 Y os digo que en aquel día será más tolerable el castigo para Sodoma, que para aquella ciudad.”

(Lucas 10:13-15) Ayes sobre las ciudades impenitentes (Mt. 11.20-24)
“13 !!Ay de ti, Corazín! !!Ay de ti, Betsaida! que si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que sentadas en cilicio y ceniza, se habrían arrepentido. 14 Por tanto, en el juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón, que para vosotras. 15 Y tú, Capernaum, que hasta los cielos eres levantada, hasta el Hades serás abatida.”

(Lucas 11:29-32) La generación perversa demanda señal. (Mt. 12.38-42)
“29 Y apiñándose las multitudes, comenzó a decir: Esta generación es mala; demanda señal, pero señal no le será dada, sino la señal de Jonás.
30 Porque así como Jonás fue señal a los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación.
31 La reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.
32 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque a la predicación de Jonás se arrepintieron, y he aquí más que Jonás en este lugar.”

(Marcos 6:11) “Y si en algún lugar no os recibieren ni os oyeren, salid de allí, y sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies, para testimonio a ellos. De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra, que para aquella ciudad.”

(Mateo 10:7-15) “7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9 No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento. 11 Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis. 12 Y al entrar en la casa, saludadla. 13 Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros.
“14 Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies. 15 De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra, que para aquella ciudad.”

(Mateo 11:23-24) “23 Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. 24 Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Arrepentirse significa a su vez volverse sinceramente al Señor Jesucristo para que Él nos salve, nacer de nuevo en el Espíritu y aceptar el camino con las pruebas y dificultades, llevando la propia cruz. Este es el camino que el Señor Jesucristo mismo trazó.
Esto no significa que uno trata de volverse más bueno por sus propios esfuerzos para que Dios lo salve (eso sería tratar de salvarnos a nosotros mismos con nuestros méritos, lo cual es inaceptable para Dios), sino confiando en el Santo Espíritu de Dios para que nos limpie de nuestra naturaleza carnal y pecadora.

(Efesios 2:9) “no por obras, para que nadie se gloríe.”

Es la fe en el Señor Jesucristo la que puede salvarnos y no nosotros a nosotros mismos, y Dios hará el resto: nos apartará del mundo, purificará y limpiará de nuestros pecados.
No puede edificarse el Reino de Dios sin arrepentimiento. Tan sólo personas arrepentidas entran al Reino.

(Salmos 32:1-6) La dicha del perdón
"1 Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.
2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.
3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día.
4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano.
5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;
Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.
6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;
Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él."

(Eclesiastés 9:4) “Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto.”