La invisible fe.

¿A qué fe nos referimos?
La fe que profesa una mayoría de los hombres es una fe humana, fe carnal que se sostiene por lo visible y se rige por doctrinas humanas (la sabiduría de los hombres).

(1 Corintios 2:5) “para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.”

Mas en todo ser humano mora una sed por lo infinito e invisible.
La sed de la eternidad, este deseo natural de Dios está inscripto en lo profundo del corazón humano por la sencilla razón de que éste ha sido creado por Dios y para Dios. Somos una partícula de Su Ser Divino, ergo es natural que la parte sea atraída hacia el todo.

(1 Corintios 15:49) “Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.”

(Eclesiastés 3:11) “Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Pero la verdadera Fe en esta eternidad es solamente de Dios, y aun más, es don de Dios.

“…la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad”

(2 Tesalonicenses 2:13) [ Escogidos para salvación ]
“Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,”

Esta es la Fe que salva al hombre, la Fe en la Palabra de Dios, que nos anuncia que la Verdad se ha revelado en el Señor Jesucristo.
El Señor Jesucristo es el autor y consumador de la fe.

(Hebreos 12:2) “2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.”

(1 Timoteo 1:14) “14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La invisible y poderosa fe, sin la cual es imposible agradar a Dios.

(Hebreos 11:6) “Pero sin fe es imposible agradar a Dios;
porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Pero, ¿Qué es la fe?

(Hebreos 11:1) [ La fe ] “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

(2 Corintios 4:7, 18) Viviendo por la fe.
“7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,
18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven;
pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

(2 Corintios 5:7) “(porque por fe andamos, no por vista);”

(Romanos 8:24-25) “Porque en esperanza fuimos salvos;
pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?
Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Sólo por la Fe de Dios, don dado por el Dios mismo a los que El escoja, podrá el hombre creer en la promesa de la eternidad y obtenerla.

(2 Corintios 4:13) "Pero teniendo el mismo espíritu de fe,
conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,"

(1 Juan 2:25) “Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.”

Es muy importante reflexionar de lo que dice el Señor Jesucristo:
“Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

"Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?”

(Lucas 16:19-31) El rico y Lázaro.
"19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,
21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.
22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.
26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.
27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,
28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.
29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.
30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.
31 Mas Abraham le dijo:
Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos."

(Juan 5:45-47) “45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. 46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.
47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La fe del evangelio y la salvación es únicamente de Dios.

(Filipenses 1:27-28) “27 Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio, 28 y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto de Dios.”

El acercamiento del ser humano hacia Dios y la revelación de la Fe y de las cosas no depende del hombre sino exclusivamente de Dios.
La fe verdadera es un misterio, es un inmenso don de Dios, un don gratuito, un don sobrenatural que sobrepasa todo entendimiento. Vale más que la vida porque da sentido y dirección, porque presenta un camino más allá de lo material y pasajero de esta vida.

"…el misterio de la fe es el misterio de Dios…"

(1 Timoteo 3:9) “que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…la fe es don de Dios…"

(Efesios 2:8-10) “8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
9 no por obras, para que nadie se gloríe.
10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…el amor y la fe son de Dios Padre y del Señor Jesucristo…"

(Efesios 6:23) “Paz sea a los hermanos, y amor con fe, de Dios Padre y del Señor Jesucristo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…la Fe, este tesoro es del poder de Dios…"

(2 Corintios 4:7) “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"… la fe que ha sido una vez dada a los santos…"

(Judas 1:3) “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…para que vuestra fe esté fundada en el poder de Dios…"

(1 Corintios 2:5) “para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…el mismo espíritu de fe…", que es el espíritu de fe en la verdadera Palabra de Dios.

(2 Corintios 4:13) "Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,"

(2 Tesalonicenses 2:13) [ Escogidos para salvación ]
“Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,”

(1 Pedro 1:9) “obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”

(1 Pedro 1:21) “y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.”

(Hechos 3:15-16) “15 y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos. 16 Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre;
y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La Fe dada por medida para cada uno.

(Romanos 12:3) “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura,
conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.”

(Romanos 12:6) “De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe;”

(2 Corintios 10:13) “Pero nosotros no nos gloriaremos desmedidamente, sino conforme a la regla que Dios nos ha dado por medida, para llegar también hasta vosotros.”

(Efesios 4:7) “Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los verdaderos creyentes en Dios y fieles seguidores de la pura Palabra de Dios poseen el Don (espíritu) de Fe, para creer y amar al Señor Jesucristo sin haberle visto.

(Juan 20:29) “Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.”

(1 Pedro 1:7-9) “7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La unidad de una invisible fe.

(Efesios 4:5) “5 un Señor, una fe, un bautismo,”

(Efesios 4:13) “13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;”

(1 Corintios 6:17) “Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.”

(Juan 17:11, 20-22) "11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.
20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Es por la fe que el creyente recibe la promesa del Espíritu Santo y no por las obras de la Ley antigua.

(Gálatas 3:1-3) El Espíritu se recibe por la fe
"1 !!Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?
2 Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?
3 ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?"

(Efesios 1:13) “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,”

(Gálatas 3:22-26) “22 Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado,
para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. 23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada.
24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Por la Ley de la Fe, y no la de las obras.

(Romanos 3:27) "¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida.
¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe".

(Salmos 116:10) “10 Creí; por tanto hablé, Estando afligido en gran manera.”

(2 Corintios 4:13) “13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito:
Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

¿Y de qué salva la Fe al hombre? Esta Fe salva de la muerte eterna que espera a todos los hombres que hayan despreciado la Palabra de Dios y hayan vivido conforme a sus deseos carnales obedeciendo al espíritu de la esclavitud mundana.

"el espíritu de esclavitud" o "el espíritu del mundo"

(Romanos 8:15) "Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud
para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!"

(1 Corintios 2:12) "Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo,
sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,"